page-header

YO TEMO A DIOS

DABAR DE DIOS

«Al tercer día José les dijo: —¡Yo temo a Dios!»

Génesis 42:18a (RVR60)

Génesis nos cuenta en los capítulos 42 y 43 el encuentro de José con sus hermanos y en este proceso con sus hermanos, José declara una preciosa verdad: “Yo temo a Dios”. Definitivamente fue el temor de Dios que guio a José para tomar decisiones sabias y prudentes en varias ocasiones, el temor de Dios no dejó que las emociones lo gobernaran, sino el Espíritu Santo, mostrando en todo momento el Señorío de Dios sobre su vida. Es el temor de Dios el que nos ayuda a evitar el pecado y a vivir de manera agradable para el Señor. Si queremos vivir agradando a Dios, pidamos por un espíritu de temor de Dios sobre nosotros. ¿Podemos decir igual que José, “yo temo a Dios”? Este es un buen día para reflexionar en esto y orar al Señor pidiéndolo.

Oración

Señor, que Tu Espíritu de Temor sea sobre mi vida para aborrecer el pecado y amar lo que amas, para poder vivir sabiamente y en medio de las decisiones diarias que debo tomar, agradarte. Que mi vida entera te agrade Papito amado, en el Nombre de Jesús, ¡amén!

Últimos Dábar