page-header

VIVAMOS CONTENTOS CON LO QUE TENEMOS

DABAR DE DIOS

«No vivan preocupados por tener más dinero. Estén contentos con lo que tienen, porque Dios ha dicho en la Biblia: «Nunca te dejaré desamparado.»»

Hebreos 13:5 (TLA)

Aquí Dios nos habla de dos actitudes que se contraponen: la preocupación por lo material y el contentamiento. En varios pasajes se nos habla de no preocuparnos, pues debemos descansar en Dios, a quien conocemos y sabemos que es fiel a Su Palabra, a Sus promesas. Esta confianza y reposo en el Señor, surgen como fruto de cultivar una relación de intimidad con El. Todo esto, trae finalmente un beneficio especial, el contentamiento, el cual es una condición que grita al mundo que DIOS ES SUFICIENTE en nuestras vidas y confiamos en Su provisión, Su amor y Sus métodos. Cuando no hay contentamiento en nuestras vidas, viene la murmuración… Cuando murmuramos de otros, autoridades, situaciones, entidades, aún del gobierno, estamos mostrando una condición en nuestro corazón que dice que no confiamos en que Dios tiene el control, en Su bondad y en Su Palabra que nos dice que a quienes le amamos, ¡todo obra para bien! Dios es nuestro Padre Bueno que vela por cada uno de nosotros, Sus hijos y da a cada uno conforme a la capacidad que tenemos. Si somos fieles en la administración de lo que nos ha dado, nos irá dando más… Así que vivamos agradecidos con lo que Él nos ha dado, pues no ha sido por mérito sino por su infinita misericordia.

Oración

Señor, quiero vivir permanentemente agradecido con cada detalle que has provisto en mi vida, recordando que eres SUFICIENTE, eres mi Galardón y mi porción. ¡Y si te tengo a Ti, lo tengo TODO! ¡Amen!

Últimos Dábar