page-header

Visión celestial en la familia: abriendo sus ventanas, pero con ropas dobles

PRÉDICAS

Es sorprendente ver el amor en todo esto que está ocurriendo con el asunto de la pandemia.  Doy gracias a Dios porque se está respetando en República Dominicana que las personas se queden en su casa.

Me llama la atención que es lo mismo que sucedió con las plagas de Egipto. ¡Que hermoso que Dios mandó a Su pueblo, a los suyos, a estar recluidos en sus casas y que comieran cordero asado por familia!

Hubo tres cosas: cordero asado, no crudo; familia comiéndolo y luego sangre en los dinteles de las casas. Para toda plaga habrá un antídoto, para que no nos toque nada, a menos que Dios lo permita con propósito, si morimos o vivimos, para Cristo lo hacemos.

Lo hermoso de esto era que había una orden de que permanecieran en la casa, porque el heridor pasaría hiriendo, por tanto, quédense en sus casas.

Hay gente que ha comido el cordero crudo o salcochado, eso quiere decir que conocieron al Señor a medias. Recuerden que hay que comerlo entero y bien asado, para que tengamos la mente de Cristo.

El Señor nos dejó una figura, y es cuando se les apareció a Sus discípulos glorificado y les puso un panal de miel y un pescado en las brasas, dice la Biblia que se comió la parte del pescado que ya estaba asada y dejó la cruda.  Esto nos enseña que ya no es tiempo de estar comiéndose al cordero crudo, porque el Señor viene muy pronto, por tanto, Él se comerá los que estamos cerca del fuego, no el que esté lejos, no el que está crudo o salcochado.  Hoy más que nunca, el deseo de Dios es que tú y yo seamos atrapados por el amor y dejemos cocinarnos en el fuego que arde de adoración por Él.

Desde que iniciamos el año 2020, Dios nos dio la visión celestial desde el punto de vista de Él. Nos ha venido preparando para este momento, porque estamos viviendo lo que nunca habíamos visto con esta pandemia, especialmente como se está manifestando en los tres niveles en que estamos constituidos: espíritu, alma y cuerpo.

El coronavirus tiene como propósito matar el cuerpo, pero Jesús dijo: no teman a los que maten el cuerpo, sino a los que matan el alma (Mateo 10:28), o sea que el alma también se mata con una pandemia de información, creando un estado crítico de tensión y de temor.

Cuando uno se mantiene oyendo al enemigo, uno no distingue lo falso de lo verdadero, el cuerpo manda señales y se activa una sustancia que se llama cortisol, capaz de crear un estado de estrés en que la mente mata el cuerpo.  Dice la Palabra de Dios: “Mas el que me oyere, habitará confiadamente y vivirá tranquilo, sin temor del mal” (Proverbios 1:33), o sea que el que oye el mal, vivirá lo contrario.

Hoy más que nunca, con esta situación de la pandemia hay que confiar en Dios, pero eso no quiere decir que no te laves las manos, que no te pongas mascarilla.  En el Antiguo Testamento, en la fuente de lavacro, mandaban a los sacerdotes a lavarse las manos y los pies para no morir, eso no era solo en lo físico, implicaba un caminar limpio y un corazón puro, porque esos somos los que subimos al monte a orar a Dios.

Dios nos invita a vestir ropas dobles, porque los titulares cada vez son más abrumadores con respecto a los infectados de la pandemia del coronavirus.  Médicos Chinos enviados a Italia a colaborar, indican sentirse disgustados porque todavía estaban celebrando fiestas en algunos hoteles y personas andando sin mascarillas.  Dios prometió cuidar a Su pueblo mientras durara la peste en Egipto, pero les dijo: NO SALGAN. El asunto es ser obedientes a las restricciones.  En el nombre de Jesús obedezcamos todo lo que nos dice el Gobierno por nuestro propio beneficio.

Es increíble como Dios todo este año nos había preparado con mensajes de cosas que vendrían.

 

Y SE RIE DE LO POR VENIR

La Biblia habla de la mujer virtuosa como representación de la iglesia, pero una iglesia pura y sin mancha, así como Eva fue engañada en sus sentidos por la serpiente, ¡Cuidado si somos extraviados por el enemigo! Porque nosotros seguimos La Verdad, y se llama Jesús.

Proverbios 31:10 “Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.”

El principio de esto es, que un cristiano entiende que su valor no depende de las piedras preciosas, valemos más que oro, más que plata, valemos la sangre de Cristo.  Somos hijos de Dios y no debemos tener temor porque nuestra vida no le pertenece al enemigo, ni a la muerte, porque Cristo, Quien dio Su sangre por nosotros, no va a permitir que un pequeño virus te toque, a menos que haya propósito, porque nadie más tiene control de tu vida, sino Jesucristo.

Proverbios 31:21 “No tiene temor de la nieve por su familia, porque toda su familia está vestida de ropas dobles.”

Para nosotros es difícil que entendamos lo que significa este pasaje, porque nunca hemos visto nieve en este país; sin embargo, son terribles esos inviernos inmensos con temperaturas bajo cero, con un metro de nieve.  Hoy mas que nunca, aunque el mundo se esté llenando de frialdad, no debemos tener temor al frío, ni en lo físico ni en lo espiritual.

El primer virus que hubo fue en el huerto del Edén, Eva fue una receptora y se lo transmitió a Adán y él murió, pero Dios tuvo compasión de ellos y los vistió de pieles. Esto quiere decir que tú y yo seremos preservados de toda paga del pecado, no de la muerte física sino de la espiritual, la muerte segunda. La respuesta de Dios fue comer el Cordero, si hubo piel hubo victima, pero tú y yo debemos estar cubiertos no de nuestra justicia sino de la justicia de Dios.

Imaginemos como el mundo se está llenando de temor e ilustrémoslo en la vida del águila, la cual es la única ave que empolla sus huevos en el tiempo de invierno, y Dios nos compara con el águila. Ella sabe que nunca come mejor un águila que en esa época, porque come de los animales que se preservaron al quedar atrapados en el frío y que salen cuando el hielo comienza a derretirse, un alimento fresco.

Cuando salen sus polluelos comienza a alimentarlos, porque sus crías son preservadas con ropas dobles, pues pone un colchón de plumas abajo y pieles de animales que cazó encima.  Hoy más que nunca tenemos que estar vestidos de ropas dobles, las que el Señor nos proveyó.

El águila almacenó mientras estaba crudo el invierno. Dios nos comparó con águila, porque vas a notar que ella desentierra pescado de debajo del hielo. Dios no quiere que tú y yo seamos gallinas que solo miran y pican hacia abajo, pero las águilas no se esconden, se elevan porque tienen a su familia con ropas dobles.

 

ESTE ES EL MOMENTO DE VESTIR A TU FAMILIA CON ROPAS DOBLES

Proverbios 31:25 “Fuerza y honor son su vestidura: y se ríe de lo porvenir.”

Solo los que aprendemos a reír de los errores pasados vamos a poder vivir agradecidos de nuestro presente, sabiendo que Dios lo permitió para bien, y entender que el Dios que se ocupó de tu pasado, se ocupará de tu presente y de tu futuro.

Observa que el mundo está preocupado por el factor económico, pero si creo que Dios me perdonó todos mis pecados, los sepultó en lo profundo de la mar, por eso me reiré de lo porvenir.

No estés oyendo tantas cosas y que se te olvide que hay una promesa en Apocalipsis refiriéndose al caballo negro, que dice que, durante la escasez, no toques al aceite y al vino de Dios (Apocalipsis 6:6). Así como el padre responsable, Dios te proveerá todo lo que necesitas. Te bendigo para que tengas la mente del águila, tengas salmos, himnos y canticos espirituales; alabanza, adoración e intercesión.

Ríete de lo porvenir, porque si en este momento no confiamos en Dios, ¿en quién?  Jamás Dios dejaría abandonada la obra de Sus manos.

Isaías 40:31 “Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.”

No es lo mismo esperar a Jehová que esperar en Jehová. Esperar a Jehová te habla de una relación personal con Él. Tu esperas a tu Padre Dios, esperas la manifestación de Su Hijo.  Las nuevas fuerzas es gracia y nuevas oportunidades que Dios dará. Levantar las alas como las águilas es mirar hacia arriba, no como la gallina que mira hacia abajo.

El águila vuela a 240 km. cuando ve a su presa, aunque no es muy hábil en correr, pero la Palabra dice que correremos pero que no nos cansaremos.  Dios tiene algo especial con la juventud, pero también con la gente madura.

Sonríe, aprende a reír, ríete del futuro y di Señor gracias porque mi futuro está asegurado, porque en esta tierra puede suceder lo que sea, pero muy pronto Tú te llevas Tu novia.  Te pido que nos metamos en oración e intersección para que la gente se vuelva a Dios.  Ahora se está viendo la necesidad de acercarse a Dios.

 

NOÉ CONSTRUYE UN ARCA TENIENDO UNA SOLA PUERTA Y UNA VENTANA

Génesis 7:1 “Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación.”

¿Por qué esto es tan importante? porque Jesús dijo que en los últimos tiempos sería como en los días de Noé. Dios dijo que destruiría la tierra, porque se había multiplicado la corrupción, la violencia y la maldad de los hombres. Esa es una señal, porque Jesús lo dijo, que seamos como Noé, para que hallemos gracia delante de Dios.

Le dijo a Noé: entra tú y tu familia, porque Dios no quiere que nadie perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. No te quiere salvo solo a ti, también a tu familia, por eso tiene que permitir que esto suceda, para que se salven, y les hablemos claro, porque estas pandemias afectan a todo el mundo, a todos nos pega, pero nosotros tenemos una promesa y es ser guardados por el Señor.

 

NOÉ TENÍA UN PLAN DISEÑADO POR DIOS

Génesis 6:16 “Una ventana harás al arca, y la acabarás a un codo de elevación por la parte de arriba; y pondrás la puerta del arca a su lado; y le harás piso bajo, segundo y tercero.”

El plan de salvación planeado por el Padre, ejecutado por el Hijo y revelado por el Espíritu Santo, todo tenía las medidas exactas. Tenía una sola puerta para entrar al plan de salvación y es Jesús.  Si tú y yo ya entramos entonces estamos en el arca.  La ventana se hizo visible luego de 150 días, la misma agua que hundió a los que no creyeron, fue el agua que levantó a los que creyeron. Dentro de poco El Señor viene en el aire y nos levantará.

Génesis 6:21 “Y toma contigo todo alimento que se come, y almacénalo, y servirá de sustento para ti y para ellos.”

Dios mandó a que de alguna manera hubiera alimento; sin embargo, en la actualidad, la gente entró en pánico y comenzaron a llevarse cosas innecesarias.  Está estudiado que la gente entra en una necesidad de llenar un vacío ante situaciones que no entendemos, empezamos a llenarnos de miedo.  Muchos podemos ser movidos por lo que el hombre dice y no por lo que Dios dice, debemos ser movidos por el Espíritu Santo y tener paz en medio de la tormenta.

Génesis 8:6 “Sucedió que al cabo de cuarenta días abrió Noé la ventana del arca que había hecho”

El 40 es un número que nos habla de dependencia, cuidado de Dios, de provisión, de protección.

Génesis 8:7 “Y envió un cuervo, el cual salió, y estuvo yendo y volviendo hasta que las aguas se secaron sobre la tierra.”

Noé abrió la ventana y lo primero que salió del arca fue un cuervo, habiendo tantos animales en el arca. ¿Por qué será que cuando abrimos la ventana (window), estamos oyendo de todo tipo de cosas? Actuamos de acuerdo con nuestra vieja naturaleza, lo que saca es el cuervo, el cual come animales muertos.  El salía y llevaba toda la contaminación al arca.  Instinto, lávate las manos cuando tengas que salir y volver a entrar a tu casa, deja los zapatos afuera y límpialos porque llevarás toda la contaminación adentro.

Génesis 8:8 “Envió también de sí una paloma, para ver si las aguas se habían retirado de sobre la faz de la tierra.”

Cuando Noé no vio resultado con el cuervo, entonces envió la paloma, y ésta representa al Espíritu Santo, así como Jesús adoptó al cordero o al león de la tribu de Judá, la paloma representa al Espíritu Santo cuando descendió sobre Jesús como paloma. La paloma representa la esperanza para ver que las promesas de que Dios va a preservar tu familia, Él las va a cumplir. Es hora de dejar salir la paloma. Este es el momento de que abras las ventanas y creas las promesas que Dios te da, porque lo que Él promete lo cumple.

Génesis 8:10 “Esperó aún otros siete días, y volvió a enviar la paloma fuera del arca.”

Nota que como el cuervo al principio no sirvió para nada, ahora Noé envía la paloma.

Génesis 8:11 “Y la paloma volvió a él a la hora de la tarde; y he aquí que traía una hoja de olivo en el pico; y entendió Noé que las aguas se habían retirado sobre la tierra.”

Esa rama de olivo representa lo que la Biblia habla de que Dios le dijo a Juan el bautista que sabrás cual es Mi Hijo, El Unigénito, cuando veas descender una paloma con una rama de olivo en el pico, el olivo produce aceite, cuando Jesús fue ungido evidenció que el sería el Hijo de Dios, no un hijo, porque Él es Dios hecho hombre.

¿A QUIÉN ESTAMOS SOLTANDO EN ESTA SITUACION? ¿Al cuervo o a la paloma?

En estos momentos dejamos entrar y salir al cuervo con esos correos falsos y contaminados, dando malas noticias, el miedo más grande lo está teniendo la gente dejando entrar todas esas cosas a sus teléfonos, porque la mente es como una computadora que si dejas entrar todo eso, se te daña la programación, sino tienes un antivirus que es la Palabra de Dios, que es la Sangre de Cristo.

Hoy soltemos la paloma, el Espíritu Santo que nos va a guiar a toda la verdad.

 

PON ATENCION AL MENSAJE DE DIOS

Había una carestía en la ciudad de Samaria, la gente estaba muy empobrecida, todo estaba sobrevaluado, porque la cuidad estaba sitiada por los sirios.

2 Reyes 6: 25 “Y hubo gran hambre en Samaria, a consecuencia de aquel sitio; tanto que la cabeza de un asno se vendía por ochenta piezas de plata, y la cuarta parte de un cab de estiércol de palomas por cinco piezas de plata.

Eso también lo estamos viendo en el mundo actualmente, la gente está gastando miles por ver artistas que ni saben quien son, pagan por droga, lo que dice la Biblia: estiércol de palomas por cinco piezas de plata.

2 Reyes 7:1 “Dijo entonces Eliseo: Oíd palabra de Jehová: Así dijo Jehová: Mañana a estas horas valdrá el seah de flor de harina un siclo, y dos seahs de cebada un siclo, a la puerta de Samaria.

Había una palabra profética, el profeta la dio, pero hubo un hombre, el que era la mano derecha del rey, que dejando salir al cuervo y anulando la paloma, dijo esto:

2 Reyes 7:2 “Y un príncipe sobre cuyo brazo el rey se apoyaba, respondió al varón de Dios, y dijo: Si Jehová hiciese ahora ventanas en el cielo, ¿sería esto así? Y él dijo: He aquí tú lo verás con tus ojos, mas no comerás de ello.

La palabra profética fue que al otro día todo será más barato, porque la palabra profética tiene fiel cumplimiento y no ve todo por circunstancia, sino que ve todo por encima de las circunstancias.

La incredulidad es terrible, a veces a creyentes se nos ha olvidado como Dios ha desviado huracanes en este país, han habido plagas que han debido matar muchas personas; sin embargo, Dios las controla.  Este hombre se burló de lo de Dios, perdona Señor a los que no saben lo que dicen, pero a otros perdónalos porque si saben lo que dicen.  Reprendemos todo consejo del enemigo, aunque es necesario que se sacuda un poquito la creación, porque Dios nos enseña que cuando no se Le escucha puede permitir esto, pero a los que Dios ama, todas las cosas ayudan para bien.

 

DEJANDO SALIR AL CUERVO Y ANULANDO LA PALOMA

2 Reyes 7:3. “Había a la entrada de la puerta cuatro hombres leprosos, los cuales dijeron el uno al otro: ¿Para qué nos estamos aquí hasta que muramos?”

El leproso debía estar afuera exiliado, sin embargo, comenzaron a decir: ¿Que estamos haciendo acá sentados?, lo que había en su corazón era morir, segunda declaración moriremos de hambre, y si nos quedamos sentados también vamos a morir.

2 Reyes 7:4 “Si tratáremos de entrar en la ciudad, por el hambre que hay en la ciudad moriremos en ella; y si nos quedamos aquí, también moriremos. Vamos, pues, ahora, y pasemos al campamento de los sirios; si ellos nos dieren la vida, viviremos; y si nos dieren la muerte, moriremos.”

Observa cuantas veces habla de muerte, porque toda su vida estaba en muerte; sin embargo, Dios da vida a través de Jesucristo para proveernos la salvación y la vida eterna.

2 Reyes 7:5 “Se levantaron, pues, al anochecer, para ir al campamento de los sirios; y llegando a la entrada del campamento de los sirios, no había allí nadie.”

¿Qué pasó?

2 Reyes 7:6 “Porque Jehová había hecho que en el campamento de los sirios se oyese estruendo de carros, ruido de caballos, y estrépito de gran ejército; y se dijeron unos a otros: He aquí, el rey de Israel ha tomado a sueldo contra nosotros a los reyes de los heteos y a los reyes de los egipcios, para que vengan contra nosotros.”

Pensaron que habían contratado soldados de otras naciones y el miedo los hizo salir huyendo. Quizás ellos solo oían los pasos de los leprosos, pero Dios hizo efectos especiales e hizo huir al enemigo. Dios hace huir al enemigo, cuando nosotros hacemos un pequeño ruido.

2 Reyes 7:8 “Cuando los leprosos llegaron a la entrada del campamento, entraron en una tienda y comieron y bebieron, y tomaron de allí plata y oro y vestidos, y fueron y lo escondieron; y vueltos, entraron en otra tienda, y de allí también tomaron, y fueron y lo escondieron.”

Pero de repente dijeron: ¿Para qué Dios nos ha bendecido, para qué Dios nos dio el conocimiento, para qué Dios nos dio una familia?

2 Reyes 7:9 “Luego se dijeron el uno al otro: No estamos haciendo bien. Hoy es día de buena nueva, y nosotros callamos; y si esperamos hasta el amanecer, nos alcanzará nuestra maldad. Vamos pues, ahora, entremos y demos la nueva en casa del rey.”

La iglesia debe dar buenas noticias para compartir lo que Dios está haciendo y ha hecho con nosotros.

2 Reyes 7:17-18 “Y el rey puso a la puerta a aquel príncipe sobre cuyo brazo él se apoyaba; y lo atropelló el pueblo a la entrada, y murió, conforme a lo que había dicho el varón de Dios, cuando el rey descendió a él. 18Aconteció, pues, de la manera que el varón de Dios había hablado al rey, diciendo: Dos seahs de cebada por un siclo, y el seah de flor de harina será vendido por un siclo mañana a estas horas, a la puerta de Samaria.”

La palabra tuvo cumplimento, pero ¿qué paso con el príncipe incrédulo? él dijo que eso no sucedería ni aunque Dios abra las ventanas de los cielos y el profeta le dijo que lo vas a ver con tus propios ojos, pero de eso no comerás. La incredulidad te permite ver la bendición, pero no comer de ella. ¡Qué triste que en la misma puerta que no creyó a la profecía, en ese mismo lugar, la gente al salir lo atropelló y murió!

¿Ahora que abrimos la ventana, a quien estamos soltando?, ¿en lugar de mandar confianza estás enviando carroña? Empieza a enviar mensajes de esperanza, de salvación, de arrepentimiento. Además, se están cumpliendo las Palabras de Jesús que dijo: ¿de qué valdría al hombre ganar todo el oro del mundo y perder su alma?

 

DEJANDO SALIR A LA PALOMA MAS PREVALECIENDO EL CUERVO

El príncipe muerto por incrédulo dejó salir al cuervo, pero podemos estar entre dos aguas.

2 Reyes 13:14 “Estaba Eliseo enfermo de la enfermedad de que murió. Y descendió a él Joás rey de Israel, y llorando delante de él, dijo: ¡Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo!”

Este rey de Israel fue a ver al profeta llorando, porque oía que venía el enemigo y estaba viendo la situación crítica.

2 Reyes 13:15 “Y le dijo Eliseo: Toma un arco y unas saetas. Tomó él entonces un arco y unas saetas.”

En otras palabras, no tengas miedo, deja de estar oyendo al cuervo. Es tiempo de que la iglesia agarre el arco y agarre las flechas, las cuales también representan a nuestros hijos, pero también debemos agarrar el arco, porque nosotros somos los padres y ellos serán las saetas que serán lanzadas por las manos de los valientes.

2 Reyes 13:16 “Luego dijo Eliseo al rey de Israel: Pon tu mano sobre el arco. Y puso él su mano sobre el arco. Entonces puso Eliseo sus manos sobre las manos del rey”

Ahí estaba la palabra profética, pero también un ministerio cubriendo.

2 Reyes 13:17 “Y dijo: Abre la ventana que da al oriente. Y cuando él la abrió, dijo Eliseo: Tira. Y tirando él, dijo Eliseo: Saeta de salvación de Jehová, y saeta de salvación contra Siria; porque herirás a los sirios en Afec hasta consumirlos.”

En toda situación por dura que sea, no te encierres en ella, abre la ventana de la esperanza, de la Palabra Profética mas segura, por la cual seremos prosperados. La palabra estaba dada y tiene fiel cumplimiento.

2 Reyes 13:18 “Y le volvió a decir: Toma las saetas. Y luego que el rey de Israel las hubo tomado, le dijo: Golpea la tierra. Y él la golpeó tres veces, y se detuvo.”

Tres veces obedeció, estaba la paloma predominando, pero dejó salir al cuerpo, lo intentó tres veces, pero se agotó. El profeta se enardeció y le dijo:

2 Reyes 13:19 “Entonces el varón de Dios, enojado contra él, le dijo: Al dar cinco o seis golpes, hubieras derrotado a Siria hasta no quedar ninguno; pero ahora sólo tres veces derrotarás a Siria.”

Lo hizo a la mitad, dejó salir a la paloma, pero luego dejó salir al cuervo. Lo que comiences, termínalo, porque de acuerdo con tu fe será hecho.

 

LAS VENTANAS DEL PLAN DE SALVACIÓN

Daniel 6:8-9 “Ahora, oh rey, confirma el edicto y fírmalo, para que no pueda ser revocado, conforme a la ley de Media y de Persia, la cual no puede ser abrogada.  Firmó, pues, el rey Darío el edicto y la prohibición.”

Los sátrapas traicioneros hicieron que el rey firmara un decreto para que nadie adorara a Dios.

Daniel 6:10 “Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de Dios, como lo solía hacer antes.”

El plan de salvación tiene puertas para entrar y salir, pero tiene ventanas. Abre las ventanas.  A pesar del edicto, Daniel abrió las ventanas, abre las ventanas todos los dias a las 8:00 p.m. y ponte a orar y adorar a Dios, porque Dios está buscando intersecesores.

¿Qué estás haciendo? ya viste todas las series de películas, pero ¿has leído la Biblia?  Establece un propósito para leer la Biblia por capítulos.  Estamos viendo cosas que nunca hemos visto, tenemos que hacer cosas que no hemos hecho.  Haz el altar familiar, juntate con tu familia y estudien la Palabra, hagan discipulado. Hoy más que nunca hay que memorizar la Palabra, leerla, creerla y confesarla.

 

CUANDO DIOS ABRE LAS VENTANAS DEL CIELO SOBRE NOSOTROS

Si Dios te pide que abra las ventanas es porque Él lo va a hacer.

Malaquías 3:10 (LBLA) “Traed todo el diezmo al alfolí, para que haya alimento en mi casa; y ponedme ahora a prueba en esto dice el SEÑOR de los ejércitos si no os abriré las ventanas del cielo y derramaré para vosotros bendición hasta que sobreabunde.”

El versículo pide que abramos la ventana, Daniel abrió las ventanas, Dios las abre por nosotros.

Malaquías 3:11 (LBLA) “Por vosotros reprenderé al devorador, para que no os destruya los frutos del suelo; ni vuestra vid en el campo será ésteril dice el SEÑOR de los ejércitos.

Por último:

Malaquías 3:12 (LBLA) “Y todas las naciones os llamarán bienaventurados, porque seréis una tierra de delicias dice el SEÑOR de los ejércitos.”

Donde estés, ponle el nombre a tu nación. En tu casa dile vamos a hacer nuestro país de delicias, porque abriremos las ventanas para alabarlo y ser de testimonio.

Otra versión dice:

Malaquías 3:12 “Entonces vendrán a felicitarlos todas las naciones, porque su país será un paraíso.”

Tu país será un paraíso, porque tendrás la paz que sobrepasao todo entendimiento. Hoy más que nunca debemos reirnos del porvenir.  Esto lo dice Jehová de los ejercitos, El que pelea y Quien está actuando desde los aires para deribar principados y potestades para que seamos libres.

Que nuestras familias y nosotros estemos vestidos de ropas dobles, porque somos la iglesia virtuosa que no tiene temor al porvenir, porque El que se ocupó del pasado, se ocupará del presente y del futuro.  Ahí donde estás, dile a Dios: yo y mi casa serviremos a Jehová, que mi familia entera se convierta.

No le tenemos miedo a la muerte, ni al diablo, ni al pecado, porque Jesús los venció. Por tanto, abre las ventanas y dile: “Padre, en el nombre de Jesús, necesitamos una visitación especial para que nuestro pais se convierta, oramos por las autoridades, Tú no quieres que nadie se pierda, que nos volquemos no como gallinas sino como águilas, porque dijiste que cuando todo esto comenzara a suceder, erguíos y levantad nuestras cabezas porque vuestra redención está cerca.

Apóstol Fernando Ortiz