page-header

UN CORAZÓN PARA TÍ

DABAR DE DIOS

«Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida».

Proverbios 4:23 (RV60)

Dios quiere nuestro corazón y trabaja continuamente en él, nuestro deber es cuidarlo para mantenerlo puro, libre de cualquier tipo de contaminación. El guardar la Ley no es suficiente, es necesario permitirle al Espíritu Santo escanearlo y limpiarlo continuamente. Aunque para Dios lo que hay en el corazón es más importante que las obras, éstas deben hablar de lo que  Dios está haciendo en nuestro interior.

Pidamos al Señor Su gracia para mantener nuestro corazón guardado de todo lo que no le agrada a Él, para que en verdadera humildad podamos servirle, alabarle y adorarle.

Oración

Señor, examina mi corazón, busca cualquier indicio de maldad y pecado y límpialo mi Dios, no quiero albergar allí nada que no te agrade. Como dice la alabanza: “Prueba mi corazón y hazlo un hogar digno de Ti… que todo lo que soy invite a Tu presencia a estar dentro de mí, pues tuyo es Señor”.  ¡Amén!

Últimos Dábar