page-header

¡TODO OBRA PARA BIEN!

DABAR DE DIOS

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”.

Romano 8:28 (RVR60)

Tal vez muchas veces hemos leído este versículo, pero ¿realmente se ha escrito en nuestro corazón? Si de verdad creemos que Dios obra todo para nuestro bien, uno de los grandes desafíos que tenemos es dejar que las experiencias difíciles y dolorosas, aquellas que nos hacen brotar muchas lágrimas, sean nuestras maestras. Bien decía Salomón: “Es mejor el llanto que la risa, porque la tristeza tiende a pulirnos” (Eclesiastés 7:3, NTV). Ciertamente, no desarrollamos tanto nuestro carácter en tiempos de comodidad y prosperidad, como en medio de los tiempos difíciles, pues las mayores lecciones de la vida, por lo general, las aprendemos a través del conflicto y el dolor; pero al final tendremos crecimiento y un carácter forjado a la semejanza de Cristo, pues Él habrá obrado Su propósito en nosotros. Por otra parte, no debemos olvidar, que por dura que sea la prueba, Él no permitirá algo en nuestra vida que no podamos resistir (1 Corintios 10:13), pues Él nos conoce mejor que nadie, ya que nos hizo. Para terminar, te dejo con este versículo, si estás pasando por uno de esos momentos difíciles, recuerda lo siguiente, para que te mantengas firme hasta pasar al otro lado: “Los  que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán” (Salmo 126:5).

Oración

Papito amado, recuérdame en medio de cada una de las diversas pruebas que he de pasar para crecer, todas esas Escrituras que me dejaste para fortalecerme en medio de ellas, que ellas me ayuden a mantenerme firme y fortalezcan mi fe en Ti. Señor, Tu eres la fuente de mi esperanza y mi fuerza. ¡Gracias Dios! ¡Amén!

Últimos Dábar