page-header

Tinieblas afuera y luz en nuestras habitaciones (2da Parte)

PRÉDICAS

Más esta es vuestra hora, y la potestad de las tinieblas

Lucas 22:53 “Habiendo estado con vosotros cada día en el templo, no extendisteis las manos contra mí; mas esta es vuestra hora, y la potestad de las tinieblas.”

Eso lo dijo Jesús antes de ir a la cruz del calvario a los que iban a entregarlo, les dice que es la hora de ustedes y la potestad de las tinieblas. Jesús mismo se entregó, es decir, la Luz Verdadera se estaba entregando a llevar horas de tinieblas para vencerlas en la cruz del calvario, y que esas tinieblas no te afecten ni a ti ni a mi. 

Las tinieblas y la ley de la primera mención

Génesis 1:1-2 “En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.”

Dios no puede crear algo en desorden, vacío y con tinieblas, no es Su naturaleza, Él es un Dios de orden, Dios es luz y en Él no hay tinieblas. Creó el planeta bueno, pero hubo un desorden, un vacío producto de la rebelión de Luzbel. Entre un versículo y otro hay millones de años, Dios no hizo este planeta para estar vacío, lo creó bueno, pero la rebelión de Luzbel lo volvió desordenado, vacío y con tinieblas.

Dice la escritura que el Espíritu Santo se estaba moviendo y Dios dijo sea la luz.  Cristo es la Luz Verdadera y las tinieblas no prevalecieron ante esa Luz.

Tipos de tinieblas 

1) Tinieblas que provocan desorden en la vida de las personas.

En nuestra vida, en nuestras finanzas, en nuestra casa, en tu provincia, en tu nación, ¿habrá algún tipo de desorden? y no me refiero solo al vehicular, todos esos son tinieblas que tienen que desaparecer ante la Luz Verdadera. Jesús vino para quitar todo desorden de nosotros y por eso es que en nuestra vida poco a poco tiene que establecerse el orden de Dios.

 

2) Tinieblas provocando que se trate de llenar el vacío con todo lo que daña.

El hombre intenta llenar su vacío con lo que sea, con alcohol, drogándose, también el vacío de querer alcanzar fama, poder, todo eso para sustituir lo único que puede llenar ese vacío,, el Hijo de Dios en nosotros. Es decir, Dios mandó a Su Hijo para llenar el vacío cuando teníamos un vacío espiritual.  ¿Con qué lo quisiste llenar tú? sé sincero y reconoce que entre más lo querías llenar te sentías más vacío. Todavía pueden haber áreas vacías en nosotros que necesitan ser llenadas por la Gracia de Dios.

3) Tinieblas que llevan al ser humano a la ignorancia, violencia, odio, etc. 

Las tinieblas salen del abismo provocando ignorancia, violencia, odio, robo, secuestros, etcétera. Todo lo malo, esas son las tinieblas.

Jesús vence las tinieblas

Lucas 23:44 “Cuando era como la hora sexta, hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena.”

Ahí está hablando a judíos y la hora sexta para nosotros es las doce del mediodía, porque para ellos el día comienza a las seis de la mañana y desde las doce del mediodía hasta las tres de la tarde, hubo tres horas de tinieblas. La hora en la que Jesús iba a vencer al desorden, al vacío y las tinieblas. El Señor dijo sea la luz y las tinieblas no prevalecieron ante la Luz. Jesús en la cruz del calvario no solamente llevó tus pecados y los míos, no solamente nuestras enfermedades, porque por sus heridas fuimos nosotros sanados, también llevó maldiciones, estaba venciendo a las tinieblas y sólo con la luz se puede vencer las tinieblas, no se puede vencer las tinieblas con tinieblas ni con planes humanos, es con la Luz Verdadera y la Luz Verdadera es Cristo.

Lucas 23:45-46 “Y el sol se oscureció, y el velo del templo se rasgó por la mitad. Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró”.

Jesús comenzó Su ministerio orando, lo continuó intercediendo y lo terminó clamando, y cuando clamó rompió las tinieblas y lo que quiero decir es que para que desaparezcan las obras de las tinieblas es orando, intercediendo y clamando. Jesús venció al vacío, el desorden, las tinieblas que salen del abismo, pero usted dirá que eso fue en aquel entonces, pero veamos lo que se profetizó setecientos años antes de que Jesús viniera, no son conceptos humanos, es lo que la Biblia dice:

Isaías 60:1 “Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti”.

Levántate es que tú y yo tenemos que accionar; el resplandecer es que al que se levanta Dios le va a poner Su resplandor, porque esa Gloria de Jehová ha nacido sobre nosotros y se llama Cristo, y luego se profetiza como va a ser el mundo en el tiempo final.

Isaías 60:2 “Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista Su Gloria”.

Todos los países del mundo entero están siendo cubiertos con tinieblas del enemigo y cada vez más oscuras, en sus constituciones sacando a Dios, en sus leyes promulgando aborto y todas las cosas dañinas que hay. 

Dios dejó todo lo que le pasó a Israel como un ejemplo, como una sombra para nosotros. Veamos lo que le pasó a Israel cuando iba a salir de Egipto, porque aquí hay un pueblo que un día saldremos de Egipto, del mundo, y seremos llevados.  

La plaga de las tinieblas para Egipto, más Su pueblo tenía luz

Éxodo 10:21 “Jehová dijo a Moisés: Extiende tu mano hacia el cielo, para que haya tinieblas sobre la tierra de Egipto, tanto que cualquiera las palpe”.

Usted se imagina que oscuridad, tinieblas que se podían palpar, era algo terrible, y luego dice:

Éxodo 10:23 “Ninguno vio a su prójimo, ni nadie se levantó de su lugar en tres días; más todos los hijos de Israel tenían luz en sus habitaciones”.

Esos tres días representan las tres horas que estuvo Cristo en la cruz del calvario, para vencer las tinieblas, Cristo estuvo tres días muerto y tuvo que descender a la parte más baja para vencer a Satanás, sus demonios y fue imposible que la muerte lo pudiera retener, porque Él venció, Él es el Hijo, venció a Satanás, venció el pecado y venció las tinieblas.

El mundo se está llenando de confusiones, de desórdenes, de vacíos, de tinieblas, pero Dios quiere que nosotros Sus hijos nos llenemos de la Luz Verdadera. Entretanto es de día hay que trabajar dijo Jesús. Te bendigo para que tengas iluminación, para que en el Nombre de Jesús puedas ver claramente tu panorama profético en esta tierra, para la gloria de Dios.

Veíamos también la semana pasada que la Biblia dice que Jesús es la Luz del mundo y luego Jesús dijo vosotros sois la luz del mundo.

Mateo 5:14 “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.”

Jesús te dice, si tú me tienes a Mí, tienes que ser luz, y entre más oscuro está, más brilla la luz y las tinieblas desaparecen. Mañana a donde vayas, ¿qué vas a llevar?, ¿tinieblas, mentiras, oscuridad o la verdad de Jesús en tu vida, la Luz Verdadera? Esa es la importancia, no ser igual a todos porque aunque estamos en este mundo no somos de este mundo. Jesús dijo que hay lugares donde se debe poner esa luz. 

Lugares donde la Luz de Cristo debe iluminar

Primero: En nosotros

Mateo 6:22-23 “La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; 23 pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?

Pueden haber en nosotros áreas de tinieblas. Eso te habla de ignorancia, de todo lo negativo. ¿Cuántos hemos sentido un resentimiento o un pensamiento negativo para con alguien? y hasta se odia, pero ¿acaso la Biblia nos mandó a odiar, a desear que alguien se muera? 

Segundo: En nuestra casa

La luz tiene que estar en nuestra casa para que no haya desorden. Por eso es que Jesús contó una parábola en la que una mujer perdió una moneda y dice que la mujer para encontrarla prende una lámpara y barre la casa. Esa mujer es figura de la iglesia. Hay que prender la luz, la Palabra dice que comenzó a barrer la casa, podemos imaginar que en esa casa había desorden, porque los que hemos ido a Israel sabemos que las casas no eran grandes, son pequeñas. Ella comenzó a barrer y a limpiar y al fin encontró la moneda, pero ademàs prendió la luz porque tenemos que prender la luz para encontrar lo valioso que se nos perdió en nuestra propia casa.

Tercero: En nuestro vecindario

Debe haber iluminación, tiene que pedirse la Gracia, porque aún en lo natural en los lugares donde más robo hay, es donde es más oscuro y más apagones hay y donde no hay luz en la calle. Entonces yo vengo a decirte que tiene que prenderse una luz para que no haya tanto robo, pues qué tal qué hay lugares que tienen luz y sin embargo hay robo, pero si hay luz de Cristo, oración, las tinieblas no prevalecen ante la Luz Verdadera. 

Cuarto: En nuestra ciudad

En tu ciudad, en la mía, tiene que haber gente que levantemos y pongamos la Luz en la ciudad. 

Quinto: En nuestros pies como lámpara y lumbrera en nuestro camino

Porque dice la Biblia: Lámpara es a mis pies Tu Palabra y lumbrera a mi camino (Salmos 119:105). Tiene que iluminar la Palabra a nuestros pies, a nuestro caminar y recuérdese que lámpara es a mis pies y no era foco, no era bombillo, batería, era fuego, lámparas de fuego. En las noches, en los caminos de tierra, tomaban las lámparas y llevaban el fuego abajo, a sus pies y servía para ver si había un hoyo, piedras, para no tropezar, no caerse. Pero ¿qué pasaba si había alimañas, serpientes, escorpiones? esos animales al ver el fuego huyen. Entonces en el nombre de Jesús yo te bendigo para que haya luz en tus pies, para que sepas dónde caminar, pero también lámpara de fuego, aceite, para que huya el enemigo, para que ninguna serpiente o escorpión esté en tu camino.

Ejemplos de tipos de tinieblas

Job 37:19 “Muéstranos qué le hemos de decir; porque nosotros no podemos ordenar las ideas a causa de las tinieblas.”

Hay tinieblas que provocan confusión. Hay gente que no sabe ordenar sus ideas, que un día está pensando una cosa y otro día otra y no logra centrarse ni enfocarse, les están afectando las tinieblas. Tienen que buscar la Luz Verdadera, porque ante la Luz Verdadera las tinieblas no prevalecen. Busca a Cristo, busca la Palabra para que sea lámpara a tus pies y sepas a dónde ir. 

Otro tipo de tinieblas son las que provocan el no distinguir. 

Isaías 5:20 “!Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!”.

Es lo contrario, lo amargo lo miran dulce; entonces usted dirá: No entiendo. Pero déjeme explicarle: Existe una enfermedad que se llama daltonismo y el que la padece no puede ver determinados colores. No distinguen los verdes ni los rojos y a veces los azules y en lugar de ver algo que es rojo lo mira verde, en lugar de verde lo mira rojo y a veces los azules se confunden. Eso es como las tinieblas que hacen ver lo amargo como dulce y la luz como tinieblas. Así que cuidado con esas tinieblas, porque podemos caer en la trampa de llamarle a lo malo bueno y a lo bueno malo.

 ¿Y como sé que es bueno y qué es malo? Todo lo que es bueno está de acuerdo a la naturaleza de Dios y a Su propósito. Jesús vino a dar vida y vida en abundancia, pero el enemigo vino para hurtar, matar y destruir. Entonces si lo que me está viniendo tiene que ver con hurtar, matar y destruir, ¿de dónde viene? y yo puedo creer que lo bueno es malo y lo malo es bueno.

Le dijo el Señor al apóstol Pablo cuando le llamó:

Hechos 26:18 “Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.”

Las tinieblas ponen ciega a la gente. Unos que se pusieron muy ciegos fueron los fariseos y los saduceos. Jesús era la Luz Verdadera y se hizo hombre, el Verbo se hizo carne. ¿Cómo reaccionaríamos si viéramos a un cojo que tenía treinta y ocho años que lo ponían al frente de un templo que se llamaba La Hermosa y lo ponían a pedir limosna caminando? 

Imagine que una persona tenía cuarenta y cinco años y desde que tenía unos siete años miraba que ponían al cojo en la puerta del templo, y fue creciendo viéndolo. De repente llegan dos discípulos de Jesús y le dicen al cojo míranos, porque ellos se levantaron y resplandecieron, y lo sanó el Señor. Eso era notorio, pero los fariseos y los saduceos miraban el milagro y no creían, decìan que eso fue hecho en sábado y no se podía, no veían que el Señor lo había sanado. Las tinieblas vuelven ciegas a las personas, aunque le pongas la Palabra y tengan testimonio.

Lucas 11:35 “Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay, sea tinieblas”.

El conocimiento se puede volver tinieblas cuando empiezo a pensar igual que el mundo, cuando empiezo a actuar igual que el mundo. El mundo te dice: ojo por ojo, diente por diente, pero Jesús te dice: Habéis oído ojo por ojo, diente por diente, mas vosotros no será así. Yo quiero que cambien su concepto: Orar por los que os aborrecen, bendecid a los que os ultrajan. Es otro idioma. Tengamos cuidado porque el enemigo quisiera cambiar la luz que Dios ha puesto en ti por tinieblas. 

1ra Juan 2:9 “El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas.”

A veces el hermano puede ser el jefe, a veces puede ser algún personaje que lo odiamos, pero ese personaje que odiamos se puede arrepentir de todo corazón y Dios lo perdona, pero entendemos que no debería de ser. Entonces hagámonos la pregunta de si estamos aborreciendo a alguien, porque si es asì, entonces no estamos en luz sino en tinieblas.

1ra Juan 2:11 “Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos.”

Las tinieblas ciegan los ojos y la gente no sabe a dónde va. Hay cristianos que no saben a dónde van y no tienen marcado su destino profético. ¿Y no será que las tinieblas lo han oscurecido? Y aquellos que no saben a dónde van, ya llegaron.

David escribió:

Salmos 18:29 “Tú eres mi lámpara, Señor; Dios mío, tú iluminas mis tinieblas”.

David reconocía que aun siendo conforme al corazón de Dios tenía tinieblas y en esas tinieblas tuvo que entrar la Luz Verdadera y quitarlas. Dios te mira como producto terminado, aunque te falte mucho.

¿A qué nos llama Dios en este tiempo, a estar pasivos, a acomodarnos o a ser luz en medio de las tinieblas? Dios nos llama a no dejar que esas tinieblas entren en nosotros ni en nuestra casa, ni en nuestra ciudad ni a ningún lugar, pero para que exista luz tiene que haber una lámpara receptora, tiene que haber aceite y tiene que haber fuego. Esa lámpara representa tu vida y la mía, y el aceite representa la unción del Espíritu Santo, y el fuego representa la pasión y el amor de Dios por haber dado a Cristo por ti y por mí. Esa lámpara se va a convertir en la Palabra que va a alumbrar tu camino y el mío, que va a ser lumbrera al camino y a tus pies.

¿Qué hago en este último tiempo? Hermano la Biblia es muy clara. Estoy predicando Palabra de Dios y no conceptos humanos, porque en este momento estamos cansados de conceptos humanos. Hay gente que buscamos la verdad de Dios y la Palabra de Dios.

Romanos 13:12 “La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la Luz.”

Se acerca el día de Cristo, y después del día de Cristo viene el día de Jehová, siete años de tribulación cual el mundo nunca ha visto, pero en el día de Cristo usted y yo seremos arrebatados para recibir al Señor en el aire, y estar para siempre con Él. Si hace dos mil años que se escribió esto, ¿cómo estará de avanzada la noche ahora? Se acerca el día y hay un llamado para usted y para mí, desechemos pues las obras de las tinieblas y vistámonos las armas de la luz.

Hay obras de las tinieblas y nos llaman a ti y a mí a que desechemos esas obras y ya no las usemos. Vistámonos de las armas de la luz. Pareciera como una de esas películas de la Guerra de las Galaxias donde salen con unas espadas de luz y eso es una imitación de algo más poderoso que usted y yo tenemos, y ¿quién es la Luz Verdadera? es Cristo y una de las armas más poderosas que existe es la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios y el escudo de la fe. 

Hermanos, armas de luz porque en este último tiempo decía mi Apóstol, el hermano Otto: La gente piensa que el tiempo final va a ser luz contra tiniebla, pero no, será luz contra luz, porque aun satanás se disfraza de ángel de luz y también sus ministros, es decir, luz falsa contra luz verdadera. Al final detrás está el diablo.

El llamado a nosotros es que tenemos que vestirnos con las armas de la luz, pero primero me tengo que desvestir de las obras de la carne antes de vestirme. Por eso hay gente que no le pega a una, porque quieren pelear armas de la luz cubiertos con hojas de higuera y no se pelea esta batalla con hojitas de higuera, sino con piel de Cordero. Porque si hubo piel de cordero, hubo sangre; y sí hubo sangre, hubo víctima; y se llama Jesús que murió y resucitó.

Juan 12:35 “Entonces Jesús les dijo: Aún por un poco está la Luz entre vosotros; andad entre tanto que tenéis Luz, para que no os sorprendan las tinieblas; porque el que anda en tinieblas, no sabe a dónde va.”

Es con la Luz de Cristo, es la Luz de Su Palabra hermano y si no tenemos la ruta trazada, una de las cosas es que si no sabemos a dónde vamos es porque tinieblas han invadido, pero te tengo una buena noticia: Hay que dejar que la Luz Verdadera alumbre nuestras vidas, en nuestra casa y en todo lugar.

2da Corintios 6:14 “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?.”

El yugo desigual es peligroso porque al final ¿qué comunión tiene la luz con las tinieblas? por eso usted ve como el movimiento ecuménico te dice que todos somos iguales, brujos, hechiceros, de diferentes religiones, porque todos los ríos van a dar a la mar y todos somos iguales. Ahí caben todos menos Cristo, pero la Biblia dice que Cristo es la roca que desecharon los edificadores, pero esa roca ha sido cabeza de ángulo para nosotros, entonces no puede haber comunión de la Luz con las tinieblas.

Efesios 5:8 “Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois Luz en el Señor; andad como hijos de Luz.”

Hay que ser luz en el Señor y andar como hijos de Luz, entonces aquí eres luz, pero no sólo en la iglesia, hay que alumbrar en el trabajo, allá afuera que se vea que tenemos a Jesús.

Efesios 5:11 “Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas;”. 

A veces se participa en cosas que no están acordes a la voluntad de Dios. Hay un equilibrio, si bien no tenemos que estar fuera de este mundo tenemos que estar en este mundo y  ser como Jesús, que se juntaba con publicanos y pecadores y no para pecar, sino para transformarlos. 

La muchacha que tenía espíritu pitónico

Hechos 16:16 (OSO) “Y aconteció, que yendo nosotros a la oración, una muchacha que tenía espíritu pitónico, nos salió al encuentro, la cual daba grande ganancia a sus amos adivinando.”

¿Cómo poder ser luz en medio de tinieblas?, ¿Cómo llegar a romper paradigmas? que lugares donde no había gente cristiana, se conviertan. 

Pero veamos el versículo. Algunas traducciones se refieren a espíritu de adivinación, porque realmente ella adivinaba, pero el espíritu era pitónico porque en el Oráculo de Delfos había una serpiente que se llamaba Pitón y supuestamente salía y les decía a todos los que trabajaban para ella el futuro y de ahí viene el término pitonisa, pitón, pitónico. 

Una serpiente pitón es muy grande y su forma de ataque es que se oculta y cuando llega a la presa se le enreda en los pies o en las patas al animal hasta hacer presión, con tal fuerza que el animal muere por asfixia, no por veneno, no lo deja respirar. La Biblia dice: Todo lo que respire alabe a Jehová, por eso el diablo pelea tanto la alabanza y la adoración. 

La serpiente pitón lo primero que comienza es a subirse por los pies y después sube a las rodillas y por eso usted mira gente que antes iban a las cosas de Cristo fácilmente y ahora les cuesta, porque la pitón lo atrapó por los pies; antes oraba y ya no; antes evangelizaba, pero ya le agarró todas las partes relacionadas con eso; antes levantaba las manos, pero ahora las tiene aprisionadas y ya ni alaba porque lo tienen presionado. Entonces vea que este espíritu pitónico sale al encuentro, igual que Amalec, no te espera, te sale.

Hechos 16:18 “Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.”

Te ataca sutilmente.

Hechos 16:23 “Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardarse con seguridad.”

¿Cuál fue el premio de Pablo por haber echado fuera al espíritu pitónico? Este fue la cárcel y usted dirá: !Qué Dios más malo!, pero Dios siempre tiene propósitos.

Hechos 16:24 “El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo.”

En este calabozo no colocaban luz, estaba húmedo y les aseguraron los pies ¿y dónde es que ataca este espíritu pitónico? Primero comienza a subir por los pies. Si la dejas subir, te va a quitar tu  alabanza y te va a quitar tu movilidad. 

Hechos 16:25 “Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.”

Eran las dos alas de la gran águila. Una es los salmos, los himnos y los cánticos espirituales; la otra la oración, la intersección y el clamor. Y los presos oían.

Ellos entendieron esto del mundo espiritual, cuando tú y yo nos movemos bajo el orden de Dios, Él comienza a descender y hace algo sobrenatural, porque dice:

Hechos 16:26 “Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron.”

Habla de un gran terremoto. La Biblia también dice que cuando Jesús murió hubo un terremoto, también cuando Jesús resucitó hubo un gran terremoto. ¿Un terremoto rompe cadenas? No. Entonces, ¿esto es un terremoto físico o espiritual? Hay gente encadenada, presos, que cuando tú y yo alabamos van a ser libres porque la Palabra dice: Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres. 

El entonces pidiendo luz se precipitó adentro

Hechos 16:27-28 “Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó la espada y se iba a matar, pensando que los presos habían huido. 28 Mas Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí. El entonces, pidiendo luz, se precipitó adentro, y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas;”

A la hora que se abre una cárcel, ¿qué hacen los presos? pero aquí viene la clave del mensaje, él entonces pidiendo luz, ¿pero y dónde estaban Pablo y Silas? En el calabozo en la parte más profunda y ahí no habìa luz. Entonces, ¿qué Luz fue que él vio?. Cuando tú y yo alabamos y adoramos, oramos, intercedemos no es nuestra luz, es la luz de Cristo que comienza a romper estructuras en los aires para que la gente sea libre. 

Le dicen al carcelero que tranquilo, que ellos no fueron los que hicieron eso, que fue Dios, y entonces le predican.

Hechos 16:30 “Y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?”

 

¿Este terremoto que fue lo que provocó? quizás piense que fue destrucción, pero en este caso fue salvación. Y creyó él y toda su familia y se bautizaron. Y eso es lo que vengo a decirte, que llegó el momento que usted va a entender que si nos unimos en lo espiritual vamos a lograr muchas cosas, porque aún en lo natural te dicen: El pueblo unido, jamás será vencido. Pero yo te hago la pregunta: ¿Unidos por quién y unidos para qué? También hay que entender que hay que buscar una unidad correcta, pero si nos unimos con Cristo como cabeza, comienza a destruirse todo esto que está imperando.

El Monte de Sión y las dos alas del águila

Isaías 25:6 “Y  Jehová de los ejércitos hará en este monte a todos los pueblos banquete de manjares suculentos, banquete de vinos refinados, de gruesos tuétanos y de vinos purificados.”

Es el Monte de Sión (monte de la oración, intercesión y clamor; salmos, himnos y cánticos espirituales), no es el Monte Sinaí, de la ley, es el Monte de la Gracia. Y en ese monte a todos los pueblos, banquetes y manjares suculentos; donde se adora, donde se alaba, Dios pone banquetes. Cuántos nos hemos deleitado al adorar a Dios y luego tener la Palabra y la bendición de la prosperidad de Dios.

Isaías 25:7 “Y destruirá en este monte la cubierta con que están cubiertos todos los pueblos, y el velo que envuelve a todas las naciones.”

Esa cubierta no es de Dios, son cubiertas de oscurantismo que el enemigo puso. Por ejemplo, de la nación judía dice la Biblia que tiene un velo. El apóstol Pablo dice que el velo se llama religiosidad, pero qué se les va a quitar para que puedan ver un dia al Señor Jesús. Hay velos que necesitan ser quitados en estas naciones, eso se hace en el Monte de Sión, en la alabanza, en la oración, intersección, en el clamor de un pueblo unido teniendo a Cristo como cabeza.

Isaías 30:29 “Vosotros tendréis cántico como de noche en que se celebra Pascua, y alegría de corazón, como el que va con flauta para venir al monte de Jehová, al Fuerte de Israel.”

Hay momentos en que Dios te dice: Cantaste un salmo que Yo le inspiré a David, cantaste un himno que Se lo dio a alguien, pero el Señor te dice: Ahora Yo quiero que tú me compongas algo para Mí. El cántico espiritual es cántame qué soy Yo para ti. Entonces tú vas a comenzar a decir algo como: Tú eres fuerte, Tú eres maravilloso mi Dios, eres Alfa y Omega, principio y fin, Dios grande y poderoso. Pero llega un momento que se te acaban las palabras y de cantar con el entendimiento pasas a cantar con el espíritu. Cuando hacemos todo eso, entonces oiga lo que ocurre:

Isaías 30:30 “Y Jehová hará oír su potente voz, y hará ver el descenso de su brazo, con furor de rostro y llama de fuego consumidor, con torbellino, tempestad y piedra de granizo.”

Dios va a exhibir Su brazo y el brazo de Jehová se llama Jesús.

Isaías 30:31 “Porque Asiria que hirió con vara, con la voz de Jehová será quebrantada.”

Aquí lo que quiere decir es que los enemigos que han estado atacando van a ser quebrantados. Y nuestros enemigos no son carne ni sangre, nuestros enemigos son huestes y potestades de maldad, gobernadores de las tinieblas de este siglo.

Isaías 30:32 “Y cada golpe de la vara justiciera que asiente Jehová sobre él, será con panderos y con arpas; y en batalla tumultuosa peleará contra ellos.”

Utilicemos un pandero y toquemos, pero si lo vamos a hacer es creyendo. Hay gente que dice: Ay no, yo no creo en eso, pero ¿por qué sí cree que un cacerolazo puede hacer algo? Porque creemos más en lo físico que en lo espiritual. No estoy desmereciendo nada ni vengo a burlarme, está bien si esa es su forma de demostrar su cólera, su ira, yo respeto eso. 

Entonces es dónde ponemos el cántico de Jehová, dónde viene Su luz y Él comienza a pelear. El Señor puede comenzar a destronar todo eso que se está moviendo abajo. Los hombres hemos hecho tantas cosas, pero hoy nosotros entendemos que en el mundo entero hay tinieblas, pero queremos luz en nuestra casa, en nuestro corazón, en nuestra familia, en nuestro país.

Creamosle a Dios, eso fue escrito hace 3,000 años y Dios te dice que ese pandero no es solamente un instrumento y algo que se exhibe. Usted no sabe lo que hace todo eso, pero su voz y la mía en alabanza, adoración, aprisiona reyes y la espada de dos filos se pone en tu boca.

Yo quiero que usted levante sus manos y díga: Señor, enséñame a creerte, enséñame a pedir sin dudar, yo no quiero más dudas, yo quiero seguir las directrices Tuyas porque Tú dejaste aun ejemplos en naciones que por no seguir estos lineamientos, el enemigo se ha enseñoreado. Pero nosotros te tenemos a ti Cristo. Nosotros somos Tuyos, mi familia te pertenece, Tú vas a actuar por Tu Misericordia y Tu Gracia porque Tú eres Señor, Rey de reyes, Señor de señores, Tú amas a esta Isla que es bendecida y proclamamos que Dominicana es tierra bendecida, agradecida y alegre como su gente, y lo proclamamos en el cielo y en la tierra.

Ahora sí, permíteme agarrar la visión Tuya, porque llegó el momento de que en este lugar nos convirtamos en personas del Monte de Sión, porque en ese monte vas a dar banquetes suculentos. Y esto te habla de prosperidad y lo hemos visto, pero también te habla de victoria de Jesús, de Él peleando por nosotros. Yo te bendigo, esto es el pueblo que cree, es el tiempo de creer porque al que cree todo le es posible, gracias Jesús.

Apóstol Fernando Ortiz