page-header

TERMINEMOS ADORANDO A DIOS

DABAR DE DIOS

«Vale más terminar algo que empezarlo…»

Eclesiastés 7:8 (NTV)

Aunque es importante el comienzo, lo que más le importa a Dios es el final de nuestra carrera, si alcanzamos o no la meta.  Vemos a Jacob en un inicio engañando y tratando de obtener la bendición prometida por Dios a su manera; sin embargo, después del trato de Dios, lo vemos terminar su vida con gozo al poder bendecir a todos sus hijos y los hijos de José. Si no conociéramos el final, no lo hubiéramos creído. Al final Jacob cumplió la meta de Dios y pasó la promesa dada a él, a su descendencia, pero lo más impactante es que lo último que hizo antes de morir fue ADORAR (Hebreos 11:21). En medio de cada situación difícil, Jacob aprendió a ver a Dios, conocerle y adorarle. En este día te bendigo para que sea cual sea la situación que estés viviendo, puedas ver a Dios en medio de ella y adorarle, sabiendo que Dios tiene un propósito para ti, propósito de vida y de crecimiento, recuerda que Dios está más interesado en tu eternidad que en lo temporal. Su amor es eterno, inalterable. Él te ama,¡créelo!

Oración

Señor, gracias por cada situación que permites a mi vida, pues en cada una tengo la oportunidad de conocerte en una nueva faceta, experimentar tus atributos para crecimiento y vida, quiero vivir y terminar mis días adorándote. ¡Amén!