page-header

TEMPLOS VIVOS

DABAR DE DIOS

“¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?”

1 Corintios 6:19 (NTV)

Dios nos creó como seres tripartitos, por eso se interesa por nuestro bienestar y crecimiento integral: espíritu, alma y cuerpo. Tener y mantener un buen estado físico debe ser importante para nosotros, pues necesitamos disfrutar de salud y buena energía física para poder desarrollar con excelencia las diferentes tareas que tenemos en las diversas  áreas de nuestra vida: personal, familiar, profesional, laboral, ministerial, entre muchas. Queremos ser hallados fieles en la mayordomía de nuestro cuerpo y para ello debemos recordar que muestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, por lo que debemos controlar con diligencia lo que hacemos, vemos, escuchamos, pensamos, comemos y cómo nos vestimos. Debemos ser equilibrados, de modo que lo cuidemos  sin llegar a idolatrarlo, pues el primer lugar es y será siempre de Cristo.

Oración

Señor, gracias por darnos valor, primero al crearnos y luego al comprarnos con Tu preciosa sangre y finalmente al darnos el privilegio de que Tu Espíritu Santo viva en nosotros. Ruego por Tu gracia para poder cuidar y usar mi cuerpo de tal manera que en todo seas glorificado.  De igual manera, te suplico que limpies cada rincón de este templo, ¡pues anhelo que mi cuerpo sea santificado para Ti!  ¡Amén!