page-header

SUS PLANES… MIS PLANES

DABAR DE DIOS

“¿Quién hay entre ustedes que tema al SEÑOR, Que oiga la voz de Su siervo, Que ande en tinieblas y no tenga luz? Confíe en el nombre del SEÑOR y apóyese en su Dios.»

Isaías 50:10 (LBLA)

Como seres humanos tenemos muchos sueños y metas, anhelos y deseos. Como creyentes debemos tener un proyecto de vida que armonice con los anhelos y sueños de Dios. Sus planes deben ser nuestros planes. Confiar en Dios es descansar en Su fidelidad con la certeza de que Él tiene las mejores opciones y soluciones para nuestra vida, pues Él nos conoce y nos ama de manera incalculable.

¿Encomendamos a Dios nuestros proyectos? ¿Los bañamos primero de oración hasta hallar gracia delante de Él? Un ejemplo de esto lo encontramos en la reina Ester, quien oró y ayunó antes de presentarse a hablar con el rey. De igual manera, nuestros planes deben ser rendidos ante el Señor en oración y esperar Su respuesta, sin embargo, si su plan no concuerda con el nuestro, debemos entregarlo a Él para tomar Sus planes y apropiarnos de ellos. Si lo hacemos, veremos Su bendición y seremos prosperados, pues estaremos caminando en Su Voluntad.

Oración

Mi Señor y Rey, quiero mantener en mente el valor que tiene el depender de Ti en todo lo que haga, de tal manera que logre vivir una vida en Tí  que glorifique al Padre y me anime a ser fiel en lo poco. En el nombre de Jesús Te lo pido, ¡amén!