page-header

SI NO SIRVES, NO SIRVES.

DABAR DE DIOS

“Pues Dios no es injusto. No olvidará con cuánto esfuerzo han trabajado para él y cómo han demostrado su amor por él sirviendo a otros creyentes  como todavía lo hacen”.

Hebreos 6:10 (NTV)

Vivimos en un mundo donde el mayor deseo de muchos es ser servidos, y esto les hace sentirse grandes. Sin embargo, las palabras de Jesús nos enseñan que quien sirve a otros es realmente el mayor para Él (Mateo 23:11). Todos los días de nuestra vida, incluyendo este, Dios nos da oportunidades para servirle a Él al servir a otras personas (Mateo 25:35-40). Recibamos esas oportunidades con gozo, pues el servicio es una experiencia formadora del carácter: entre más servimos, más crecemos y nos parecemos a Él. Dios nos llama a una vida de servicio. Cuando le servimos con regocijo, somos bendecidos.

Oración

Señor, ayúdame a reconocer las oportunidades de servicio que has preparado para mí en este día, llevarlas a cabo con gozo y así crecer, dar fruto y glorificarte todos los días de mi vida. Que pueda servir con la pasión que Tú lo hiciste en Tu ministerio terrenal, aún en los cielos sigues haciéndolo. En el nombre de Jesús, ¡amén!

Últimos Dábar