page-header

SI CONFÍAS…

DABAR DE DIOS

“Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré;  Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio”.

Salmo 18:2 (RV60)

No importa si estamos pasando por tormentas, batallas, enfermedad, valles o desiertos, definitivamente Dios es nuestro refugio en medio de cualquier dificultad que podamos estar pasando, solo confiemos en Él y veremos Su mano poderosa obrando de formas sorprendentes. Recordemos que Dios es fiel, a pesar de nuestra infidelidad. Él quiere que depositemos nuestra confianza en Él, que nos dejemos caer en Sus brazos y reposemos en Él, en Sus promesas y en el conocimiento de Su carácter. ¡Aunque no veamos nada, confiemos! pues no hay nadie que se pueda comparar con nuestro Señor, bueno y misericordioso, poderoso y victorios. Es cuando depositamos nuestra confianza en Él que que Él obra.

Oración

Señor, hoy tomo la decisión de refugiarme en Ti en medio de la tormenta y de cualquier dificultad, confiando en Tu provisión y ayuda, pues Tú eres fiel y no cambias, Tú eres el mismo de ayer, el mismo de siempre. ¡Amén!