page-header

SERVID CON GOZO

DABAR DE DIOS

«Servid a Jehová con alegría; venid ante su presencia con regocijo,»

Salmo 100:2 (RVR60)

David aquí nos habla de algo muy especial y es el SERVICIO. La palabra hebrea es «abad» que significa: «Trabajar, servir, arar, cultivar, ejercer, HONRAR, ministrar, ADORAR, hacer una obra, trabajar para otro. Hace referencia a hacerse uno mismo un siervo».

La adoración está íntimamente ligada con servicio. Jesús lo declaró en la tentación en el desierto cuando le dijo a Satanás: “Al Señor tu Dios adorarás y a él sólo servirás”. El servicio viene como consecuencia directa de una vida de alabanza y adoración. No se puede concebir un pueblo que sólo adora, canta y se goza pero que no quiere trabajar.  Adoración y servicio están tomados de la mano. Luego David dice: «CON ALEGRÍA», y la palabra que utiliza nos habla de «gozo, placer, felicidad».

Por lo tanto, el servicio que nace de la adoración es un servicio impregnado de gozo, que permanece a pesar de las circunstancias, porque la adoración nos permite conocerle en intimidad; por otra parte, un servicio que nace meramente de lo humano, comenzará con alegría que se perderá bajo la presión del día a día.  El gozo es el fuego que mantiene encendidos los motores del servicio  a Dios. En resumen podemos decir que podemos acercarnos ante nuestro Rey y Señor con regocijo, sabiendo que le servimos con gozo, fruto de una genuina alabanza y adoración que nace de nuestra cercanía con Él.

Oración

Señor, que Tu alabanza llene de continuo mi corazón y me lleve a una profunda adoración, de tal manera que cada día sea mayor el gozo al servirte y conocerte, de agradecerte por tanta misericordia y amor, porque reconozco que eres fiel, ¡amén!

Últimos Dábar