page-header

SABIOS E INTELIGENTES

DABAR DE DIOS

“Qué mal les irá a los que se creen sabios, los que piensan que son muy inteligentes.”

Isaías 5:21 (PDT)

¿Por qué Dios enviaría juicio a este grupo de personas? ¿Hay algo de malo en la sabiduría y en la inteligencia? Definitivamente no, el problema no están en ellas, están en el hombre que se olvida que estos atributos provienen de Dios, entonces se hinchan de orgullo y rechazan  la sabiduría y el conocimiento de Dios. Las Escrituras nos dice en muchas ocasiones que no nos consideremos sabios a nuestros ojos, pues esa sabiduría es rechazada por Dios (1 Corintios 3:18-19).

Esta clase de sabiduría no reconoce la necesidad de acudir a Dios, por el contrario, se independiza de Dios y comienza a tomar decisiones bajo sus parámetros, los cuales finalmente conducen a caminos de perdición y de muerte. Dios es la fuente de sabiduría, Él mismo es la sabiduría (Proverbios 8), cuando nos alejamos de ella, nos volvemos necios y sufriremos las consecuencias de ello. Solo recordemos lo que nos dice el Apóstol Pablo sobre Cristo: “en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.” (Colosenses 2:3, NVI). Si queremos sabiduría y conocimiento, vayamos a la fuente, a Cristo.

Oración

Señor, por Ti y para Ti todas las cosas subsisten, todo lo Bueno, lo Santo y lo Puro viene de Ti, y por eso hoy reconozco que Te necesito, que Tú eres la fuente de la sabiduría, y que todo lo que hago y lo que soy es por Tu gracia y misericordia. Ayúdame a recordar esta verdad siempre, y, a no envanecerme con Tus Bendiciones, sino más bien a mostrar a través de ellas al Dios que las otorgó, gracias por todo Tu amor y cuidado, ¡amén!

Últimos Dábar