page-header

QUEBRANTAMIENTO PARA RESPLANDECER

DABAR DE DIOS

«Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. Pero tenemos este tesoro en vasos de barro…»

2 Corintios 4:6-7 (RV60)

Mientras reposamos quietamente en Su Presencia, Su luz brillará más y más dentro de nosotros. La Biblia nos dice que dentro de nosotros tenemos un tesoro y nos compara con vasijas de barro en manos del Alfarero divino. Pero la luz colocada dentro de una vasija de barro no se ve, a menos que la vasija sea quebrada. Esto nos recuerda a Gedeón, cuando fue a la batalla contra los madianitas, él y su ejército llevaban antorchas dentro de vasijas de barro para no ser descubiertos en medio de la noche, pero en el momento preciso, cuando fue necesario que la luz alumbrara, dio la señal para que cada uno quebrara su cántaro. De igual manera, para que la luz de Cristo resplandezca a otros a través nuestro, es necesario que seamos quebrantados. Lo que nos habla de pasar procesos que nos lleven a ser cada vez más humildes. Este es el método a través del cual aprenderemos a ser como Él, mansos y humildes, entonces reflejaremos Su imagen al mundo.

Oración

Señor, sé que el quebrantamiento es un proceso doloroso, pero produce el mejor resultado, que Tu luz se vea a través mío. Quiero más de Ti en mí cada día y eso implica un precio, pero tengo el mejor premio, ¡a Ti! Pues es en Ti que estoy completo. En la medida que me vacío de mi, Tú me llenas, En la medida que mi yo muere, Tú vives en mí, ¡aleluya y amén!