page-header

QUE TODO TE HONRE

DABAR DE DIOS

“y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con Su sangre”.

Apocalipsis 1:5 (RV60)

Juan nos muestra un retrato de Jesús mencionando varios atributos, como Su fidelidad y soberanía,  así como Su gran para poder  vencer a la muerte. Él es el primogénito de los muertos. Antes de Jesús la Biblia registra resurrecciones de muertos, sin embargo, Jesús es el primero en hacerlo en un cuerpo glorioso, inmortal. Antes de Él nadie había vencido a la muerte. Su resurrección nos asegura que un día también nosotros resucitaremos. Un día nos presentaremos ante Él, logramos imaginarnos ¿cómo será ese momento? Los libros serán abiertos y nuestras acciones, palabras y pensamientos estarán allí registrados, la pregunta es, ¿qué queremos que quede allí registrado? ¿Estamos trabajando para que todo honre al Señor? Estamos a tiempo para decidir vivir vidas en santidad y consagradas a Él. Nuestro anhelo debe ser pasar la eternidad cercanos a Él, no solamente conformarnos con llegar al cielo, sino tener un lugar cercano. Un día, todos resucitaremos, unos para vida eterna y otros para condenación eterna. Esta verdad debe confrontarnos y llevarnos a tomar decisiones serias mientras hay tiempo aún, basadas no en el miedo sino en el amor, amor por Aquel que nos creó y que nos amó primero dándose por nosotros.

Oración

Señor, Tú eres el soberano Rey, que en Su infinito amor me rescató y limpió con Su preciosa sangre, por ello quiero ser fiel testigo tuyo donde quiera que vaya, te ruego me des de Tu gracia para caminar en justicia y santidad, para reflejarte en todo lugar y momento, te lo pido en el nombre de Jesús, ¡amén!

Últimos Dábar