page-header

PERDIENDO PARA GANAR

DABAR DE DIOS

“Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo”.

Filipenses 3:8 (RV60)

Dios anhela que Le conozcamos y éste también debe ser nuestro anhelo permanente. Podemos conocer a Dios al cultivar una relación de intimidad con Él, leyendo y meditando en Su Palabra continuamente, orando y alabando Su Nombre. Es necesario escudriñar las Escrituras y obedecerlas para convertirnos en fieles seguidores y amigos de nuestro Amado Señor y Rey, aunque esto implique muchas veces “perder” algunas cosas, como disminuir el tiempo que dedicamos a otras actividades que no proporcionan recompensas eternas, o perder amistades, en ocasiones hasta sacroficar de alguna manera relaciones familiares y oportunidades que tal vez anhelamos en un momento dado. Lo importante es recordar que Él es nuestra recompensa eterna.  Que nuestra meta sea cada día conocerle en nuevas dimensiones y eso tiene un precio, pero también tiene recompensas incalculables.

Oración

Señor, mi anhelo es cultivar día a día una relación más cercana contigo, no importa el costo, no voy a mirar hacia atrás, ¡pues nada vale más que Tú! No importa lo temporal que pueda perder si te gano a Ti por la eternidad. ¡Amén!

Últimos Dábar