page-header

PALABRAS SABIAS

DABAR DE DIOS

“Abre su boca con sabiduría, y la ley de clemencia está en su lengua”.
Proverbios 31:26  (RV60)

Lo que hablamos y la forma en que lo hacemos puede ser o no de bendición a quienes nos escuchan. El deseo de Dios es que nuestro hablar edifique a quienes nos rodean. Las palabras son un eco de lo que hay en nuestro corazón (Mateo 12:34b), y si Cristo está entronado en él, deberíamos hablar como Él. La clave para lograr esto es conocer Su lenguaje y Su corazón; lo cual implica leer Su Palabra, así como pasar tiempo en intimidad con Él en oración y adoración. Lo que hablamos muestra qué tanto de Cristo hay en nuestro interior y qué tanto Le hemos dejado transformarnos.  En la medida que pasemos tiempo con Él, más hablaremos como Él. Cuando hablamos sin sabiduría, precipitadamente, muchas veces hacemos daño y causamos heridas. Que el Espíritu Santo nos ayude a estar apercibidos de las palabras que decimos y la forma en que nos expresamos, para que reflejemos el amor y la misericordia del Señor al hablar, así como Su firmeza al exhortar o corregir.

Oración

Señor mi anhelo es que mis palabras reflejen Tu Espíritu, Tu clemencia, sabiduría, bondad, para que siempre sean de bendición y edificación a todos. Papito Amado, pon guarda a mis labios para que no salga ninguna palabra hiriente, que destruya o maldiga. Todo esto te lo pido en el Nombre de Jesús, ¡amén!