page-header

PALABRAS DE REPRENSIÓN

DABAR DE DIOS

“El oído que escucha las amonestaciones de la vida, Entre los sabios morará. El que tiene en poco la disciplina menosprecia su alma; Mas el que escucha la corrección tiene entendimiento.”
Proverbios 15:31-32 (RV60)

El autor hace referencia a este tema de reprensión en los versículos 5, 10, 31 y 32 de este capítulo de Proverbios. Y es que nuestra boca puede ser de bendición, sin embargo, no siempre todas las conversaciones constructivas son placenteras. De hecho, el uso más útil de la lengua puede ser incómodo para todos los participantes en una conversación. No obstante, la reprensión es vital, pues ella puede ayudarnos a ver cuándo nos estamos desviando o ya lo hemos hecho. Un ejemplo lo encontramos en la vida de David, cuando fue confrontado por Natán con referencia a su pecado, al final trajo arrepentimiento.

Es importante tener presente que quien hace la reprensión debe ser alguien que ama a la persona, debe ser discreto y tener discernimiento para hacerlo en la forma y momentos propicios, si lo que deseamos es un crecimiento para el otro.

Oración

Señor, me acerco a Ti para presentar mi vida y mi lengua, que siempre tenga palabras correctas y mucho amor al momento de tener que amonestar o corregir a alguien, que me acerque con humildad y siempre con el deseo de edificar y ayudar al crecimiento del otro. Por otro lado, ayúdame a ser humilde y manso para recibir las reprensiones, a ser agradecido por la vida de quien lo hace, que busca mi bien. Agradezco Señor por la familia con la que me has rodeado, que aprendamos a escuchar de manera activa e intencional Tus consejos a través de ellos, en el Nombre de Jesús, ¡amén!

Últimos Dábar