page-header

ORAR POR OTROS TRAE BENDICIÓN A NUESTRAS VIDAS

DABAR DE DIOS

“Cuando Job oró por sus amigos, el SEÑOR le restauró su bienestar. Es más, ¡el SEÑOR le dio el doble de lo que  antes tenía!

Job 42:10 (NTV)

No hay mayor bendición que orar por nuestros familiares y amistades con fidelidad, frecuencia y fervor. Dios nos bendice de manera especial cuando oramos por otros. Oremos por el crecimiento espiritual de ellos, así como por sus matrimonios, trabajos, hijos, salud, provisión económica, toma de decisiones… en fin, hay muchos motivos que podemos presentar ante Dios diariamente. Ver la respuesta de Dios a nuestras oraciones es una gran bendición. Los amigos de Job no merecían la oración de Job, porque lo habían juzgado mal y habían hablado mal de Dios; sin embargo, Job lo hizo, porque la amistad va más allá de las fallas cometidas, el alma de Job fue liberada de cualquier tipo de resentimiento hacia ellos cuando oró y le fue restaurado todo al doble, esta oración dio libertad a su vida y una sorprendente recompensa. La oración de Job nos muestra que su relación con Dios había sido restaurada, lo cual nos dice que si tenemos una buena relación con Dios, podremos tenerla con los que nos rodean. Bendecir a nuestros seres queridos al orar por ellos, trae bendición a ellos y a nuestras vidas. La oración tiene poder alentador y restaurador en nuestras vidas y las de aquellos por los que oramos. El orar por otros, nos hace olvidarnos un poco de nuestras necesidades y hacernos más sensibles a las de los demás. Cuando nos ocupamos de las necesidades de otros, Dios se ocupa de las nuestras.

Oración

Señor, te presento la vida de cada uno de mis familiares y amigos, Tú los conoces por nombre, conoces sus necesidades, por lo que te ruego suplas conforme Tus riquezas en gloria: salud, provisión económica, libertad, justicia, dirección para tomar las decisiones que les lleven a cumplir Tu voluntad, fortaleza, paz, victoria, libertad, restauración de hogares, intimidad contigo, pasión por Tu Palabra y el ponerla por obra… que cada uno permanezca firme en Ti y llenos de Tu presencia. Glorifícate Señor en medio de las diferentes dificultades que enfrentan. ¡Gracias Señor porque sé que eres Todopoderoso para hacerlo! En el Nombre de Jesús,  ¡amén!

Últimos Dábar