page-header

NO MÁS QUEJAS

DABAR DE DIOS

“Delante de Él expongo mi queja; en su presencia manifiesto mi angustia.”

Salmo 142:2 (LBLA)

David estaba pasando momentos muy difíciles, era perseguido y quienes lo rodeaban eran personas en condiciones emocionales peores que las suyas propias, dice la Biblia que esas personas eran afligidas, endeudadas y amargadas de espíritu. Por lo que, en medio de su angustia, ¿a quién acudiría David? ¿Ellos podrían alentarle y ayudarle en medio de sus emociones? No, y él lo sabía, por eso decide acudir al mejor médico y psicólogo, a Dios mismo. Él se dio cuenta que no servía quejarse ante los hombres y ni expresarles lo que sentía, pues no podían ayudarle, más bien sembrarían más desánimo y no lo sacarían del estado emocional en el que se hallaba. Cuando tengamos momentos de frustración, angustia, ansiedad, la clave es dejar de quejarnos de la situación o las personas y acudir al Único que puede sacarnos de allí, que nos escucha  y tiene el poder de sanarnos, fortalecernos, animarnos y darnos esperanza.

Oración

Amado Señor, hoy me comprometo a dejar de quejarme de las situaciones y personas, te pido perdón por hacerlo. Hoy decido que cada vez que me sienta triste, angustiado, ansioso, enojado, temeroso… acudiré a Ti primero y esperaré la dirección de Tu Santo Espíritu, en el Nombre de Jesús, ¡amén!

Últimos Dábar