page-header

NO IMPORTA LA EDAD

DABAR DE DIOS

“Aun el muchacho es conocido por sus hechos, Si su conducta fuere limpia y recta.”

Proverbios 20:11 (RVR60)

Este versículo nos recuerda las palabras de Jesús: “Por sus frutos los conoceréis” (Mateo 7:20), y es que nuestras acciones hablan de lo que realmente creemos, pensamos, valoramos, etc. Sin embargo, es de anotar, que en este caso, se está dirigiendo de manera especial a los jóvenes, algo muy interesante, pues es una etapa de crecimiento donde muchas veces se vive más centrado en sí mismos que en otros. No están conscientes de la influencia que sus acciones pueden ejercer sobre otros, cómo ellos pueden modelar a Cristo ante otros y provocar que otros quieran acercarse a Él. No importa la edad, nuestras acciones podrán reflejar el carácter de Cristo o podrán empañar Su imagen. ¿Qué están evidenciando nuestras palabras, decisiones, amistades? Debemos tener cuidado con lo que hacemos, porque eso testifica sobre nuestra FE y el objeto de nuestra FE, mucho más que nuestras palabras. Procuremos un caminar íntegro, pues la luz no tiene tinieblas en ella, y hemos sido llamados a ser luz, y esto no es para los adultos, es para todos, e incluye a los jóvenes, de tal manera que no tengan excusa por su edad, sino por el contrario, aprovechen la energía y pasión que tienen en caminar rectamente y mostrar la luz de Cristo para que el Padre sea glorificado.

Oración

Amado Padre, me siento tan agradecido de poder llamarte y decirle al mundo que eres mi Padre. Por eso, hoy Te pido, que me ayudes a caminar con integridad, diferenciándome de los demás por mi buena conducta y mostrar con ella Quién es mi Padre y el gran amor que Te tengo. Quiero ser esa luz que resplandece en medio de tantas tinieblas, y que esa luz pueda guiar a otros hacia Ti. Te pido esto de todo corazón, en el bendito y poderoso Nombre de Jesús, ¡amén!

Últimos Dábar