page-header

Mi familia cubierta de ropas dobles

PRÉDICAS

La Biblia nos enseña de la mujer virtuosa. Siempre se piensa que este pasaje solo se refiere a una mujer que es madre, y es así, porque dice que sabe darle ración a sus criadas y doble porción de comida a sus hijos, pero esta una mujer tenía que estar casada, porque tiene hijos y criados; sin embargo, la mujer virtuosa no solamente se refiere a una mujer, también se refiere a la iglesia, a la esposa del Cordero que somos nosotros, y que debemos dar de comer a todo el que necesita la Palabra de Dios.

Hoy día hay mucha gente con temor, pero la Biblia dice que si creemos en el Señor no tendremos temor de malas noticias. Siempre ha habido pestes y enfermedades, algunas de ellas han diezmado una población, pero la Misericordia de Dios es la que permite la llaga y con ella da la medicina. En muchas ocasiones, el mismo hombre es quien ha inventado ciertos virus, la misma Biblia dice que está prohibido comer murciélagos, de los cuales se ha dicho que ha venido el coronavirus. Sin embargo, tengan presente que más poderoso es el Señor que todo virus.

LA MUJER VIRTUOSA VISTA COMO LA IGLESIA DESPOSADA CON EL SEÑOR 

Proverbios 31:10Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.”

Parece que no hay muchas mujeres virtuosas. He oído muchas prédicas de la mujer virtuosa, pero entiéndase ahora la iglesia virtuosa. La clave es que ella entiende de donde viene su valor, que este sobrepasa las piedras preciosas. Como iglesia no valemos porque tengamos muchos edificios, por tecnología, por números, por lo que tengamos, valemos por la sangre del Cordero.

Proverbios 31:15Se levanta aun de noche y da comida a su familia y ración a sus criadas.”

Es una iglesia que sabe orar de noche. Cuando un pueblo clama de día y de noche, Jehová responde. Una iglesia verdadera debe tener a Cristo como centro, pero con un enfoque familiar, aunque no seamos familia físicamente, en lo espiritual si lo somos. Nosotros somos una familia.

Proverbios 31:21No tiene temor de la nieve por su familia, porque toda su familia está vestida de ropas dobles.”

Entiéndase que en tiempo de nieve en países fríos no hay producción agrícola y la comida escasea, pero ella no tiene temor. Por otro lado, estamos viendo los glaciares derritiéndose, lo que ocasiona daños en los ecosistemas. ¿No le resulta curioso que seis países pelean por el ártico?, ¿Se imagina por qué? Porque el ártico tiene las mayores reservas de petróleo y gas natural, pero también debajo de ese hielo había bacterias que estaban congeladas que cuando el hielo comenzó a derretir, comenzaron a salirse. Hay científicos buscando esas bacterias desconocidas, porque existen guerras bacteriológicas.

Dice la Palabra de Dios que la maldad del hombre iría en aumento, pero lo importante es que nos ocupemos de que en estos momentos nuestra familia tenga ropas dobles, ropas en lo físico y en lo espiritual, por eso te motivo a que cubras tu familia, aunque ellos no entiendan, porque hay una cobertura espiritual. ¿Por qué el enemigo pidió permiso para tocar a Job? Dios le dijo al diablo: Puedes tocar sus bienes, pero no me lo toques a él. Porque Job estaba cubierto en lo espiritual. Si tú le perteneces al Señor, Él pone un cerco alrededor tuyo, de tu vida y de lo que tienes.

Ahora vayamos a los discípulos. ¿No les llama la atención que los discípulos anduvieron tres años y medio con Jesús, y que de las enseñanzas la más difícil de aprender fue la de la fe?

Lucas 8:25Y les dijo: ¿Dónde está vuestra fe? Y atemorizados, se maravillaban, y se decían unos a otros: ¿Quién es éste, que aun a los vientos y a las aguas manda, y le obedecen?”

Si Jesús viniera ahora no nos preguntaría cuando tienes, que has logrado, nos preguntaría, ¿dónde está tu fe? Si tu fe está en el autor y Consumador de la fe que es Cristo, tu fe no será removida.

Mateo 14:27Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; Yo soy, ¡no temáis!”

Ellos estaban atemorizados por los vientos y las aguas y dijeron: ¿quién es este que aun los mares le obedecen? Jesús reprendió los vientos, porque hay vientos y tempestades que no son naturales, el enemigo está detrás de eso.

Mateo 14:31-32Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: !Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? Y cuando ellos subieron en la barca, se calmó el viento.”

Si vas al mar, hay marea alta, de repente Jesús aparece y te dice que camines sobre el agua ¿lo harías? Pedro al principio comenzó a caminar, pero al ver las olas comenzó a hundirse. ¡Qué pena que la gente le da más credibilidad al mundo de las tinieblas que al de Dios! ¿No le llama la intención que cuando Jesús resucitó les reprochó tres cosas a Sus discípulos?

1) Duda: Dudaron de que las mujeres lo habían visto.

2) Dureza: Les dijo que no solo tenían duda, también les reprochó la dureza de corazón. 3) Incredulidad: La duda te hace ser incrédulo y al incrédulo el corazón se le pone duro, y el corazón duro no recibe.

1 Juan 4:16Y nosotros hemos conocido y creído el Amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.”

Juan estuvo en la barca y no tuvo miedo, pero no caminó sobre las aguas. Conocer el amor de Dios es saber que Dios dio a Su Hijo unigénito para que creamos en Él. La naturaleza de Dios es amor. Su mensaje es sobre todo de amor. No quiero que la gente venga a Jesús por miedo ni Dios tampoco, quiere que nos acerquemos por amor.  ¿A usted le gustaría que sus hijos se le acercaran por miedo? Conocer, creer en ese amor y permanecer en ese amor, esas son las tres dimensiones que nos presenta este pasaje con respecto al amor de Dios.

1 Juan 4:17En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como Él es, así somos nosotros en este mundo.”

Claro que vendrá un juicio; sin embargo, Cristo lo llevó todo en la cruz del calvario, no es juicio de condenación, habrá galardones, lo que hiciste bueno o malo.

1 Juan 4:18En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.”

En el amor de Dios no hay temor. A todos, de alguna forma u otra nos puede invadir el temor a la situación, a ciertos fenómenos naturales, pero aquí habla del temor que te arropa, que te hunde en el pánico: lo que la gente dice, lo que la noticia dice. La Biblia dice que cuando uno teme, lleva castigo, porque te pone lazo, uno mismo se daña por el temor. La mentira es el vehículo que usa el diablo para dañar cristianos, el combustible es el temor, es un lazo que te amarra, por eso la Palabra dice: “Conoceréis la verdad y la verdad te hará libre” (Juan 8:32).

En lo natural, solo una amenaza de epidemia hace temblar las economías. En cuestión de una semana se han perdido millones de euros. Por la epidemia del coronavirus se cancelan vuelos, están bajando las ganancias en el turismo, pues se prohíben que lleguen cruceros con turistas por miedo a contagio. Países como Suiza ha prohibió actividades mundiales que reúnan muchas personas y Arabia Saudita suspendió la visita de extranjeras a los lugares sagrados de La Meca y la mezquita de Medina. Hemos llegado a niveles nunca vistos.

Tú y yo estamos en este mundo, pero no somos de este mundo, porque los que creen en Jehová no tendrán falta de ningún bien. La luz vence las tinieblas.  El perfecto amor hecha fuera todo temor. El temor afecta el cuerpo, el alma y el espíritu, pero Dios nos libra de todo eso.

Lo que dice la Biblia sobre lo que está ocurriendo en el último tiempo

Jesús hace más de 2,000 años habló de lo que está ocurriendo en el último tiempo.

Señal No. 1:  La Palabra dice que no te dejes engañar.

Mateo 24:4b-5Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.” 

Señal No. 2:  Mirad que no os turbéis.

Mateo 24:6Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.”

Jesús sabía que cuando todo esto ocurriera la gente iba a estar turbada, pero aún no es el fin, no puedes andar temeroso porque eso te enferma y te bajan las defensas corporales, te vuelves ansioso y tenso.  No te turbes, no es el fin, porque es necesario que todo esto acontezca, porque como los dolores de la mujer encita cada vez serán más seguidos y fuertes antes de que seamos arrebatados.

Señales Nos. 3, 4, 5, 6 y 7

 

Mateo 24:7Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.”

 

3-Nación contra nación (Esto es etnia contra etnia, como es el caso de los chiitas conta los sunitas)

4-Reino contra reino (Estados Unidos contra Corea del Norte)

5-Pestes, cada vez más y de diferentes gamas.

6-Hambres. Plagas de langostas hace quince días como hace años no se veían, atacando África y esas regiones comiéndoselo todo.

7-Terremotos

Hasta el orden de las señales tiene mucho que ver.

Mateo 24:8Y todo esto será principio de dolores.”

Hay un antídoto para no turbarse. Debes estar tranquilo, no es el fin.  Porque habrá un arrebatamiento, puede ser mañana o en diez años, pero debo estar listo hoy, porque hoy me puede tocar partir, pero muerto en Cristo para resucitar primero. Estos son los dolores de la mujer en cinta, pero cada vez serán más fuertes.

LOS DESCENDIENTES DE LA GENTE HONESTA SERÁN BENDECIDOS

 

Salmos 112:1-2 (PTD) “! Aleluya! Qué afortunado es el que teme al Señor y le gustan mucho sus mandamientos.  Sus descendientes serán poderosos.  Los descendientes de gente honesta serán bendecidos.”

La clave es tener temor de Dios y que te guste la Palabra. ¿Cuántos queremos descendencia bendecida? Vamos a ser honestos. Aun Zaqueo tuvo que devolver cuatro veces lo que se robó.

Salmos 112:3-4Su casa estará llena de riquezas y bienestar, su justicia nunca se acabará. Habrá luz en medio de la oscuridad para la gente honesta, porque Dios es misericordioso, compasivo y justo.”

Una de las riquezas más grandes de la vida es tener tu familia en casa sonriendo, por eso se refiere a riquezas (en plural).

Esa promesa es para gente honesta, que no miente, que no se roba la luz, que no anda estafando a otro. ¿Qué fallamos y somos humanos? Sí, pero tenemos que pedir la gracia para no andar haciendo fechorías. Habrá luz en tus habitaciones porque Dios es Misericordioso, Compasivo y Justo.

Salmos 112:5-6 “Le va bien a quien presta con generosidad y sabe administrar sus asuntos con justicia.  El justo siempre será recordado, nunca caerá.”

Justo es aquel que tiene la Justicia de Cristo. Lo que quiero decirte es que hay un Dios que nos perdona, soy un hombre que ha alcanzado la misericordia de Dios, Jehová echó todos mis pecados a lo profundo de la mar.

Salmos 112:7-8No les teme a las malas noticias porque su corazón está firme, confiado en el Señor. Siempre tiene confianza y no tiene miedo; por eso podrá vencer a sus enemigos.”

Esto es promesa de Dios, Éxodo 23:1 dice: “no admitirás falso rumor. No te concertarás con el impío para ser testigo falso”. Hoy en día que están las redes sociales, no reenvíe ninguna noticia que usted no haya confirmado. Siempre tendrás confianza y no tendrás miedo, por eso podrás vencer a tus enemigos.

Proverbios 1:32-33Porque el desvío de los ignorantes los matará, y la prosperidad de los necios los echará a perder; mas el que me oyere, habitará confiadamente y vivirá tranquilo, sin temor del mal.”

El temor viene del mal, no tendrás temor porque tienes a Cristo, que si Dios permite algo es para glorificar Su nombre, vemos como en China ahora los cristianos que estaban ocultos han salido a predicar. Ahora es el momento de predicar la palabra de Dios a tiempo y fuera de tiempo, hablar la Palabra, eso es lo que hace la diferencia, mientras el mundo anda en temor, que tú como cristiano transmitas paz. Veamos los mismos versículos como lo dice la versión PDT:

Proverbios 1:32-33 (PDT) “Los tontos mueren porque se niegan a seguir la sabiduría; los ricos son felices siguiendo su forma insensata de obrar, y eso los destruye. En cambio, el que me escucha vivirá tranquilo, seguro y sin temer ninguna desgracia.”

Hay que oír a Dios, lo que dice Su Palabra, no guiarse por los demás.

Salmos 112:9-10 “Comparte sus bienes con los pobres. Su justicia nunca se acabará  y recibirá grandes honores. Cuando el perverso se dé cuenta de esto, se enojará y rechinará los dientes, pero pronto desaparecerá y nunca logrará lo que desea.”

El que con El Señor no recoge, desparrama.

Proverbio 3:21-22Actúa siempre, hijo mío, con prudencia y reflexión: es algo que no debes olvidar. De allí te llegará la vida: la sentirás en ti, irradiará en tu rostro.”

 

Vamos a ser nosotros luz en tinieblas, todos estarán con el rostro en pánico y tú con el rostro de que has confiado en el Señor.

Proverbios 3:23-24 Avanzarás entonces con confianza, sin miedo a tropezar.  Irás a acostarte sin temor y durante la noche tu sueño será apacible.”

 

¿Tu sueño es apabile o pasas toda la noche soñando y no descansas? Esa promesa Dios la hace para nosotros.

Proverbio 3:25-26 No temerás una catástrofe repentina o el ataque imprevisto de los malhechores. Porque Jehová estará a tu lado y tu pie no quedará metido en una trampa.”

Eso fue escrito hace 3,000 años y cual es la trampa, este versículo lo dice:

Proverbios 29:25 El temor del hombre pondrá lazo; mas el que confía en Jehová será exaltado.”

La trampa más terrible es el temor, es el miedo, el entrar en pánico, eso viene producto de duda y la incredulidad y provoca dureza de corazón.

Terminemos con tres versículos que no podemos dejar, pero no de forma religiosa, sino viviéndolos con el corazón:

Salmos 91:1-2El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en Quien confiaré.”

El que habita al abrigo, en el original es El-Olam, Dios eterno. Bajo la sombra del Omnipotente, es El Shaddai, el Todopoderoso y dice: Diré yo a Jehová, ¿Es decirlo adentro o confesar lo que has creído? La Palabra es para leerla, creerla, entenderla y confesarla.

Habitar es vivir de manera temporal, morar es quedarse en la presencia del Eterno, hay quienes no moran, solo habitan, no se quedan en la Presencia. Hoy más que nunca Dios quiere que habitemos al abrigo del Eterno, pero que moremos bajo la sombra del Todopoderoso y entonces podremos decir Su Palabra, esto es confesar, enumerar lo que dice Jehová. Decir, la noticia dice, fulano dice, pero Tu palabra dice: el que cree en Jehová no tendrá falta de ningún bien.

Salmos 91:3El te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estas seguro; escudo y adarga es Su Verdad.”

1er. Ataque: Te librará del lazo del cazador. Los cazadores ponen redes para cazar a su presa, pero también lazos para amarrar a la gente. Hay personas que caen en temor y quedan enlazados y comienzan a creerle al enemigo cuando les dice te va a dar cáncer, te vas a morir, se va a morir tu familia y comienzan a meterte en la fe del diablo, porque así como hay fe de Dios que te hace ver las cosas que no son como si fuesen, hay una fe del diablo que te hace ver las cosas malas de parte del enemigo como si fuesen. La gente empieza a verse con enfermedades que no tiene y se crea lazos, temor al fututo, a las malas noticias y a la muerte.

Jesús nos libró de la muerte que nos tenía sujetos a servidumbre, debemos decir: para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia.

2do. Ataque: Te librará de la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá, eso es protección, Es tiempo de habitar, morar y declarar Quien es Jehová. Escudo y adarga es Su verdad, te habla de seguridad. La adarga era una pieza de piel que se ponían los soldados debajo del escudo que los protegía de las flechas, era como una especie de chaleco antibalas. Jehová te pone a prueba de balas.

Salmos 91:5-6 “No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día, ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya.”

Es de noche cuando la mayoría de los ataques vienen.  El enemigo anda al asecho de día, pero también se mueve de noche con terror nocturno y oscuridad.

Salmos 91:10-11 “No te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada. Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos.”

El peor ataque del coronavirus no es solo físico, sino anímico, económico y espiritual, pero tú y yo tenemos Al que nos da la victoria sobre todo eso. Somos humanos, pero El señor te dice: ¿Dónde está tu fe?  Yo pagué un precio muy alto por salvarte, di a Mi propio Hijo por ti, ¿Tú crees que yo dejaré que te toque un pequeño virus?, a menos que tenga un propósito.

Habitar, morar, declarar, no es tiempo de estar de lejos. Hay personas que se llaman cristiano, pero perdieron su comunicación con Él. No dejes de congregarte como muchos tienen por costumbre. Dios por medio del profeta Miqueas preguntaba ¿Pueblo mío, que te he hecho Yo? Si un hombre te trajo a la iglesia un hombre te saca, pero si Jehová es quien te trajo, vas a permanecer, a menos que tú quieras salir. Jesús lo que ha hecho es amarnos, continuar amándonos por la eternidad e intercediendo por nosotros, y te dice: Yo vencí. Todos somos humanos, pero Dios te dice: aprende a confiar, a creer, el secreto es creer en Mi amor, entenderlo, que ese amor viva en ti y permanecer en ese amor.

¿Cuál es tu temor? Hay persona que temen por su pasado, si vienes a Cristo, Él te dice que las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas (2 Corintios 5:17). Hay personas que se preocupan por el presente. Él nunca te ha dejado, entiendo lo humano, pero hay un Dios que te ama y ama este país, es tiempo de creer en Dios y nos ser personas temerosas, dejándose llevar de falsos temores. Decir ni lo voy a creer, ni lo voy a propagar, porque creo en Tu palabra.

El que se ocupó de tu pasado, se ocupa de tu presente y se ocupa de tu futuro. Llegó el momento de confiar en Dios, levántate, resplandece, porque ha llegado tu luz y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti.

Tu familia debe estar vestida de ropas dobles, los niños a veces saben más que nosotros, debes sentarte a hablar con ellos y decirles que, aunque todo esto esté pasando, no debemos tener temor porque tenemos al Señor, tenemos al Buen Pastor, al que nos da la promesa: “caerán a tu lado mil y diez mil a tu diestra mas a ti no llegarán”. Enséñales La Verdad, no le enseñes a ser temerosos, enséñales que tenemos La Luz y que esa Luz rompe las tinieblas, que cuando vean a otros temerosos puedan decirle y usted ¿en quién confía?

Vestirle de ropas dobles es darle lo físico, pero también lo espiritual, hazle ver quienes son, su identidad, tu familia le pertenece al Señor.

Vengo a decirle a cada persona que ha tenido algún tiempo de temor, que en el nombre de Jesús, reprendo todo temor nocturno, toda mortandad, escudo y adarga es Su verdad.  Ponte tu chaleco, ese el momento de creer y decir: no soy esclav@ del temor, soy un@ hija de Dios.  Es el tiempo donde mejor te va a ir, en río revuelto, ganancia de pescadores.

Apóstol Fernando Ortiz