page-header

¡LÍBRAME SEÑOR!

DABAR DE DIOS

«Líbrame, oh Jehová, del hombre malo; Guárdame de hombres violentos.»

Salmo 140:1 (RVR60)

En los tiempos que fue escrito este Salmo, David fue objeto de la maldad y las maquinaciones de diferentes personas como Doeg y Saúl. Esos tiempos no fueron fáciles, más los que vivimos hoy tampoco lo son. La violencia se ha ido incrementando día a día, leer o ver noticias pueden llenar nuestro corazón de temor, desesperanza, ansiedad y desánimo, al ver atentados, muertes y el descubrimiento de planes de mal hacia grupos de personas y naciones. La buena noticia es que tenemos a Uno que nos puede librar de ellos, pues Sus planes son de bien para nosotros y no de mal para quienes Le amamos; Él tiene el poder para protegernos, sólo debemos acercarnos a Él con un corazón sincero, reconociendo nuestra necesidad de Él y pedir liberación y protección.

Oración

Señor, me presento ante Ti, sabiendo que sólo Tú tienes el poder de salvar, liberar, sanar y protegerme de Todo mal y del maligno. Padre Amado, cubre mi vida, la de cada uno de mis familiares y seres queridos, pues sólo en Ti podemos estar seguros, Aleluya, ¡amén!

Últimos Dábar