page-header

LA PRIMERA OPCIÓN

DABAR DE DIOS

«Guárdame, oh Dios, porque en ti he confiado.»

Salmo 16:1 (RV60)

¿Quién exclamó esto, cuándo y por qué? Los comentaristas bíblicos, en Su mayoría, opinan que David dijo esto en medio de la persecución que sufría por parte de Saúl. ¿Cómo se sentiría David al ser perseguido por Saúl, a lo largo de tantos años? David no tenía un lugar seguro, donde quiera habían hombres de Saúl, sintió angustia y opresión por largo tiempo, sintiendo cerca el fin de su vida en varias ocasiones. ¿A quién recurría David en momentos así? Al Señor, él sabía que su único refugio seguro era Dios y por ello clamaba en medio del peligro inminente a Dios. Muchas veces experimentamos momentos de peligro, opresión, sobrecargas que no podemos llevar, etc. La diferencia nuestra con David, es que no buscamos y clamamos a Dios primero, sino que tratamos de buscar primero soluciones y estrategias humanas, y acudimos a Dios sólo al final, cuando nos sentimos sin salida. ¿No deberíamos involucrar más al Señor en cada momento y detalle de nuestras vidas? ¡Él es nuestro Refugio más seguro, si Él nos cobija nada tenemos que tener!

Oración

Señor, gracias por ser mi Refugio y quien me fortalece en todo momento. Te pido perdón por dejarte muchas veces como solución final; pues digo que eres el Primero en mi vida, pero actúo como si no lo fueras… ¡Perdón, Señor! Que mi vida gire alrededor de Ti y en todo momento Te busque primero, en el Nombre de Jesús, ¡amén!

Últimos Dábar