page-header

Inicia Serie Dominical «Llamados para Heredar Bendición»

NOTICIAS

Elim, R.D. En el mes de mayo inició la serie titulada “Llamados a heredar Bendición” que serán impartidas los próximos domingos a las 7 pm por el Apóstol Fernando Ortiz. Quien abrió el tema preguntando a la congregación: -¿De dónde nos sacó Dios?, ¿Para qué somos salvos? A lo que respondió que el Señor nos saco de muerte a vida con un propósito. Ante esto comenzó hablando sobre el propósito para el cuál fuimos llamados. Citando el libro de Romanos que dice:

“entre las cuales estáis también vosotros, llamados a ser de Jesucristo” Romanos 1:6.

Así mismo, dijo que el Señor nos llamó para ser salvos tal como lo dice. 1 Co. 1:2 “a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro”. Además nos llamó para ser libres como evidencia: Gal. 5:13 “Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros”.

Pero también, refirió en  1 P 3:8-9  que Dios nos llamó para heredar bendición. Por lo que dijo que debemos saber quiénes somos para recibir la herencia y conocer el testamento, que es la Palabra de Dios.

Mas adelante, habló de la palabra “Llamado” que en griego es “Kaléo” y significa llamar, convidar, invitar. Luego dijo que el Señor llamó al hombre para bendecirlo por lo que refirió  la ley de la primera mención que consiste en frutificar, multiplicar, llenar sobre la tierra, sojuzgarla, señorearla. El Señor creó al hombre para estas cinco cosas pero cuando pecó entonces el enemigo cambió sus funciones (Génesis 1: 27-28).

Ante esto dijo que Edén significa lugar de placer y que el Señor quería que el hombre estuviera allí, mas por el pecado tuvo que enviar a Su hijo a la tierra, pero a un lugar diferente al Edén, lo envió al Getsemani que quiere decir lugar donde la oliva es machacada. Pues Jesús vino a sacrificarse por nuestros pecados.

“Nadie puede heredar si no sabe quién es su Padre” afirmó el Pastor mientras hablaba de la genealogía de Adán. Así mismo dijo que tenemos que conocer a nuestro Padre para luego heredar.

En otro orden, expuso sobre tres testigos que declaran que Jesús era hijo de Dios basándose (Lc. 3:21-22 y Lc. 4:20-21), y estos tres testigos eran el Padre, el Espíritu Santo y la Palabra de Dios. Luego, explicó sobre los tres testigos que corroboran que somos hijos de Dios basándose en (Jn. 1:11-12, Ro. 8:16, 1P. 2:11-12), los cuales son la Palabra, el Espíritu que da testimonio a nuestro espíritu, y el último testigo debe ser testimonio externo (las personas que nos rodean).

“La guianza hace evidenciar que somos hijos de Dios” afirmó al citar Ro. 8 :14. Así como también citó la Palabra que dice: Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.” Ro. 8:17

Para  concluir, el Apóstol citó (Hebreos 9:16-17)con la intención de mostrar que Jesús tuvo que morir por nosotros y dejarnos su Palabra y de esta manera nosotros ser hijos que reflejen a Jesús en todo momento como fue el caso de Esteban en el libro de Hechos capitulo siete. Así mismo dijo que nosotros al igual que nuestro Padre debemos bendecir lo que nos rodea y enamorarnos de la Palabra (testamento) que tenemos.