Impactante predica del Cuidado Personal en BELLA 2019

Elim, R.D. Inició la  tercera plenaria de Bella 2019 con la invitada internacional Ericka Alvarado desde Iglesia de Cristo de Meryland, Estados Unidos, con el tema “Cuidado Personal” citando 1 Tes. 5:22-23 “Absteneos de toda especie de mal. Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.”

Luego refirió tres componentes del cuidado de cada mujer:

  1. Recibir
  2. Atenderme
  3. Dar

Al hablar de Recibir citó: Mateo 6:31-33 “No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”. Así mismo dijo que cuando aprendemos a Recibir nos volvemos Vulnerables, tal como dice Santiago 1:5.

“Muchas de nosotras nos sentimos vacías y secas porque nos hemos conectado a la fuente equivocada”. Esto dijo al poner el ejemplo de como una manguera debe estar conectada y abrirse la llave para obtener agua. De igual forma afirmo que si busca la fuente que es el Señor podremos llevar esa agua a otros.

Al hablar de Atenderse citó 3 Juan 1:2 “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”.

Por lo que afirmó; “Debemos estar conscientes que nuestro cuerpo es el vehículo por el cual nuestro espíritu y nuestra alma operan, por lo tanto el cuidado de nuestra salud física y  mental es muy importante para poder funcionar en la comisión que Dios de antemano nos ha encomendado”.

Dijo a las mujeres que aprendan a recibir. Pero también dijo que cuidado con atendernos físicamente más que lo interno. Cuidado con obsesionarnos con nuestra apariencia física solamente, ya que corremos el peligro de que nuestra apariencia prevalezca sobre nuestro valor. Recordó a las damas que aunque el ser exterior se vaya desgatando no perderemos nada pues el interior se renueva día a día al ser transformado.

El tercer componente es Dar a lo que citó Luc. 6:38 “Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir”.

Luego hablo brevemente sobre madre, mentora y parteras al decir que todas somos hijas de una sola madre, pero podemos llegar a ser madres de muchas. Por otra parte, dijo que las mujeres sabias enseñan a las más jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos. Y exhortó a las presentes que sean mujeres que animen a otras y que den de lo que han recibido.

Jesús se estableció una nueva manera de dar. Se dio a si mismo por nuestros pecados sin dar nada a cambio. Jesucristo ha pagado ya nuestra deuda delante de Dios sin que hayamos hecho nada para merecerlo, afirmo la conferencista.

Así nuestro dar y ofrendar es una semilla que debemos sembrar pues la vida y la fuente de todo provienen de Dios, aseguró. Al mismo tiempo, debemos Dar con generosidad. La generosidad tiene múltiples formas de expresión, una de las mejores y más apreciadas es la dedicación personal.

Tras decir que hay mucha más bendición en Dar que en recibir (Hechos 20:35), haciendo énfasis en dar amor. Finalizó ministrando y orando por las damas para que desarrollen estos tres componentes en sus vidas.