page-header

HASTA EL FINAL

DABAR DE DIOS

«Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús.»

Filipenses 1:6  (RV60)

Esta es una hermosa y poderosa promesa que Dios ha dejado en Su Palabra para sostenernos en aquellos momentos en los que llegamos a sentirnos estancados o tal vez en retroceso, porque sabemos que aunque nuestros ojos no vean lo esperado, Dios está trabajando, porque Él no abandona la obra de Sus manos y lo que Él se ha propuesto hacer en cada uno de nosotros y a través de nosotros, ¡lo hará!  Pero es un proceso y necesita de tiempo para que veamos los resultados, es un trabajo continuo y es importante tener cuidado de pensar que ya Dios terminó Su obra y, por ende, que ya logramos la meta. La Biblia advierte, el que crea estar firme cuide de no caer. Es más fácil que se caiga la fruta madura que la inmadura, así que no creamos que ya lo alcanzamos, sino dejemos al Espíritu hacer Su obra en nosotros hasta el final.

Dios tiene un plan perfecto para nuestras vidas, esta perfección no está relacionada con nosotros, sino con Él, quien lo diseñó. Por el contrario, contrasta Su perfección con nuestra imperfección. Y es esto lo que hace necesario Su trabajo en nuestras vidas.

Oración

Señor, reconozco mi imperfección y Te doy gracias porque Tu plan depende de Tu perfección y no de mi. Gracias por estar desarrollando ese plan en mí. Yo confío plenamente en Ti, Mi Señor, me rindo ante Ti, ¡amén!

Últimos Dábar