page-header

GUIADOS POR EL ESPÍRITU SANTO

DABAR DE DIOS

«No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu».

Salmo 51:11 (RVR1960)

Hoy día, muchos creyentes ignoran el poder y el ministerio del Espíritu Santo, algo vital para poder tener una relación más íntima con nuestro Señor, pues es el Espíritu Santo el que nos guía en nuestro diario caminar y nos enseña sobre nuestro Amado, ¡con el propósito de apasionarnos por Jesús y que formemos parte de la Novia, pura y sin mancha! Él habita en nuestro interior, nos guía y nos da dirección para que permanezcamos en las sendas correctas que nos llevan al Señor. ¡Él nos transforma y nos ayuda a crecer, de tal manera que reflejemos a Cristo! Él nos adorna y alienta. David sabía esto y rogó a Dios que no quitara Su Espíritu de él, él sabía que la única forma de llegar a la meta del Supremo llamamiento, era por medio del Espíritu Santo. Pablo nos dice: «Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios» (Romanos 8:14).  Él es real, Él es una persona, ¡Él es Dios!

Oración

Padre, que mi anhelo sea caminar guiado continuamente por Tu Espíritu Santo. Ser fortalecido, renovado y adornado por Él para Tí. Espíritu Santo te necesito cada día, enséñame más de mi Señor, como lo hizo el eunuco con Ester y dame la gracia para caminar en la voluntad divina hoy y cada día, ¡amén!