page-header

GRATITUD Y ALABANZA

DABAR DE DIOS

“¿Qué pagaré a Jehová  Por todos sus beneficios para conmigo?

Salmo 116:12 (RVR60)

¿Nos hemos puesto a pensar y enumerar los beneficios que hemos recibido de Dios? Si no lo hemos hecho, el salmista nos ayuda al mencionar algunos de ellos: nos escucha cuando oramos, liberación de la angustia, de resbalar y de la muerte, protección, salvación, nos hace bien y da reposo a nuestra alma. Este Salmo está lleno de gratitud y alabanza hacia Dios por tantos beneficios recibidos. ¿Tenemos cómo pagar a Dios por tanto favor? El Salmista nos menciona algunas cosas que podemos hacer: dar gracias, ofrecer sacrificios de alabanza, es decir, alabar Su Nombre. No importa lo dolorosa de las circunstancias, reconozcamos que Dios tiene el control y propósito en medio de todo lo que permite a nuestra vida, entonces confiemos en Él. Otro beneficios es caminar delante de Jehová, es decir, tener una vida recta; tomar la copa de la salvación, la cual nos habla de todo lo que Dios nos ha dado en Cristo: gozo, comunión, paz, reposo, victoria y mucho más; invocar Su Nombre, lo cual hace referencia a clamar, llamarlo por Nombre reconociendo que lo necesitamos, que dependemos de Su misericordia y bondad; pagar los votos que hayamos hecho, es decir, una vida de obediencia al Señor , así como testificar Su obra en nuestras vidas; y ser fieles al elegir servirle solo a Él. Miremos las bondades de Dios y la diversidad de respuestas de agradecimiento que podemos darle, escojamos una para demostrarle hoy, cuán agradecidos estamos.

Oración

Señor, reconozco los muchos beneficios que me has dado y por ello mi corazón rebosa de gratitud, de gozo, me regocijo al servirte, obedecerte y  caminar en rectitud. Clamo por Tu gracia para caminar delante de Ti cada día, para alabarte y mantener un corazón agradecido en todo tiempo, sabiendo que estás en control de todo y que me escuchas en medio de mi debilidad y fragilidad. Te lo pido en el nombre de Jesús, ¡amén!

Últimos Dábar