“Enséñame, oh Jehová, tu camino; caminaré yo en tu verdad; Afirma mi corazón para que tema tu nombre. Te alabaré, oh Jehová Dios mío, con todo mi corazón, Y glorificaré tu nombre para siempre.”
Salmo 86:11-12 (RV60)

David le pide a Dios, en medio de la aflicción, que le muestre Su camino y verdad para seguirlos, pues su deseo es ser afirmado por Él. David no pidió que le enseñara cómo salir de la dificultad, sino que le enseñara a través de la dificultad a vivir conforme a Su voluntad, por medio del conocimiento de ella y así glorificar a Dios. De igual manera, cuando estemos pasando por tiempos difíciles, debemos clamar a Dios para que derrame de Su sabiduría, de tal manera que podamos andar en Sus caminos. Pidamos un corazón que Le ame, le tema y se deleite en Él. Que nuestro anhelo sea glorificar Su Nombre, no solo a través de los tiempos de alabanza, sino en medio de las dificultades, a través de una actitud de amor y consagración hacia Él.

Oración

Amantísimo Padre, Tu gracia es suficiente para pasar las pruebas y en medio de ellas aprender a caminar en Tu voluntad. No me sueltes, enséñame para ponerlo en práctica y así crecer en Ti, en el Nombre de Jesús lo pido, ¡amén!