page-header

EXAMINA MI CORAZÓN

DABAR DE DIOS

“¿Quién podrá entender sus propios errores?  Líbrame de los que me son ocultos.»

Salmo 19:12 (RVR60)

Aún  David, siendo un adorador, un hombre que se deleitaba en hacer la voluntad de Dios, le pidió al Señor que le mostrara la condición de su corazón, pues es más fácil ver lo que está mal en otras personas, que ver lo malo en nosotros. Muchas veces tratamos de justificar nuestras acciones y pensamientos, llegamos a pensar que estamos caminando en rectitud, pero no es así. Criticamos con facilidad por errores, debilidades y pecados de los demás, y pasamos por alto los nuestros. No es fácil ver lo que está mal en nosotros y más aún, los que se ocultan en lo profundo de nuestro ser. Necesitamos de la ayuda divina para poder reconocerlos y arrepentirnos. Recordemos que Dios conoce lo más profundo de nuestro ser, no hay nada oculto para Él.

Oración

Señor, examina mi corazón y mi mente, si hay algo que no Te agrada y que no he confesado aún, muéstramelo, pues quiero vivir en santidad para Ti, en el Nombre de Jesús, ¡amén!

Últimos Dábar