page-header

¿Estás lista para un ascenso?

NOTICIAS

“Existen dos tipos de personas las que se preparan cuando llega la oportunidad; y los que pretenden prepararse cuando llego la oportunidad”. John Maxwell

Elim, R.D. Las damas de Elim central se reunieron el pasado miércoles 6 de octubre en el auditorio Elim Central, donde compartieron un tema denominado: ¿estás lista para un ascenso? Impartida por Walesca Cano de Ortiz.

Cano de Ortíz enfatizó que lo que determina que tanto se puede ascender será el carácter. Al citar Lucas 6:47-48 explicó que todo el que se construye lo hace en función de que dicha construcción sea sólida. Para que alguien pueda ser ascendido debe ir a los pies del Señor.

En ese orden resaltó que para ascender cada uno debe cavar profundamente (en sus pensamientos, hábitos, creencias, actitudes, decisiones). Al citar 1 Corintios 3:11 comentó que el carácter va a ser puesto a prueba. Y Dios va a sacar a evidencia lo que hay en el corazón cuando llegan las experiencias.

“La disciplina supera la motivación. Usted no puede dejarse guiar por la motivación sino por la disciplina. Esta va ser más fuerte que cualquier estado de ánimo”. Walesca

En otro orden enumeró cuatro casos de ascensos fallidos basándose en Proverbios 30:21-33 que lo registra con las siguientes descripciones:

  • “un esclavo que resulta siendo rey,
  • un tonto que tiene todo lo que necesita,
  • una mujer despreciada que consigue marido y
  • una esclava que suplanta a su ama”.

En todos estos casos es necesario que Dios cave (trabaje) profundamente en su carácter para poder mantener cada una de estas posesiones después de estar en el lugar más bajo. Así mismo aclaró que los ascensos no son gratuitos, es un trabajo que debe hacer cada uno (Mat. 22:14). Dios quiere que sigamos creciendo, quiere ascendernos pero es necesario permanecer.

“Este tiempo es para permanecer, porque si no permanecemos en Él no vamos a llevar fruto”  Walesca

Trabajar el carácter solo podemos hacerlo buscando de Dios, permitiéndole que trabaje en nosotros. Debemos entregarle nuestra persona diariamente para que el continúe trabajando en cada área de nuestras vidas.

Con estas palabras finalizó y ministró a las damas presentes e invitó a permitirle a Dios que trabaje en su carácter y puedan experimentar el ascenso de Dios en sus vidas. Conoce esta enseñanza completa en nuestras redes sociales, se encuentra disponible para ti en nuestro canal de YOUTUBE.