page-header

ESPERAR EN QUIETUD

DABAR DE DIOS

“Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.”

Salmo 46:10 (RVR60)

Cuando oramos al Señor, podemos recibir diferentes respuestas, puede que nos diga “si”, “no”, pero lo más difícil es cuando nos dice “espera”, “no hagas nada, solo espera”. Vivimos corriendo, en afanes diarios y quedarnos quietos nos cuesta. Queremos tener el control de las cosas, queremos resolver hasta los detalles mínimos de cada situación. Abraham tenía promesas de Dios, y esperó varios años verla hecha realidad, sin embargo, con el paso de los años se desesperó y quiso resolver en lo humano lo que Dios le había  prometido, no le preguntó a Dios, simplemente actuó y tuvo que vivir las consecuencias de esa carnalidad. Cuando estamos quietos, le estamos diciendo a Dios, quiero verte actuar, confío en lo que harás…  por difícil que se vean las cosas, solo confía y no te muevas hasta que Dios te muestre que es el momento de actuar. ¡Cuando lo hacemos honramos a Dios!

Oración

Señor, hay momentos de actuar y momentos de estar quietos, te pido que me ayudes a aquietar mi espíritu y esperar confiadamente en Ti, la señal de cuándo obrar y cuando verte obrar para bien mío. Gracias Señor por escuchar y responder cuando te necesitamos, ¡amén!

Últimos Dábar