page-header

EN SU PRESENCIA

DABAR DE DIOS

“Ahora, pues, si he hallado gracia en Tus ojos, te ruego que me muestres ahora Tu camino, para que te conozca…Y Moisés respondió: Si Tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí”.

Éxodo 33:13-15 (NVI)

Conocer a Dios debe ser nuestro anhelo, para ello es necesario acercarnos y pasar tiempos a Sus pies. Cuando comenzamos a conocer al Señor y Su insondable misericordia y amor, nos vamos apasionando más y más por Él. Es en medio de esa intimidad donde podemos conocer la condición de nuestro corazón y ser transformados, es allí donde somos alimentados y cuidados. Bendita presencia de Dios, todo pierde su color y valor cuando estamos allí, nada es mejor ni más importante, todo es opacado por ella; por eso Moisés dijo que no iría a ningún lado si Su presencia no iba. ¿Qué tal nosotros? ¿Estamos caminando con Dios? ¿O pretendemos que Él nos siga? Para avanzar debemos rendir nuestros sueños y deseos a Él para vivir a Su manera y no a la nuestra. Moisés vivió una vida apasionada por Dios y este debe ser nuestro mayor deseo. Busquémosle diariamente para que la nube de Su presencia nos guíe y caminemos bajo Su sombra, para así alcanzar Sus promesas.

Oración

Señor, amo Tu presencia, allí encuentro deleite y soy transformado poco a poco en Tu imagen, soy consolado, confortado, fortalecido, liberado y mucho más.  Quiero caminar cada día bajo Tu dirección para llegar a la meta y propósito que tienes para mi vida, ¡Amén!

Últimos Dábar