page-header

EL TIEMPO DE LA CANCIÓN

DABAR DE DIOS

“Ya brotan flores en los campos; ¡el tiempo de la canción ha llegado! Ya se escucha por toda nuestra tierra el arrullo de las tórtolas.”

Cantares 2:12 (NVI)

Qué hermosas deben sonar estas palabras para alguien que ha estado viviendo un fuerte invierno y se comienzan a dar las señales del inicio de una nueva temporada, de una nueva estación, la primavera.  Dios creó las estaciones y podremos experimentarlas, dependiendo del lugar donde nos encontremos. Sabemos que los inviernos pueden ser difíciles, fuertes, crudos y a veces pudiera parecer solitaria y larga esta etapa. Sin embargo, por dura que sea, no es eterna, tiene un tiempo de fin para dar inicio a otra estación, una estación que nos recuerda que hay esperanza, donde lo que parecía muerto vuelve a la vida. Una estación que viene precedida por señales como la canción de la tórtola en Israel, que anuncia ese nuevo despertar.

Si hoy evaluáramos nuestra relación con el Señor, ¿en qué estación estaríamos, invierno o primavera? Si nos sentimos pasando un invierno, levantemos nuestros ojos al cielo y oremos por un encuentro fresco y cálido con nuestro Amado, para que traiga a la vida lo que se ha dormido y avive nuestros corazones, de tal manera que podamos experimentar un crecimiento espiritual y movernos a nuevos niveles.

Oración

Mi Amado Señor, Tú eres quien cambia mis inviernos en primavera. El tiempo de la canción solo anuncia las bendiciones que se acercan, Tu presencia fresca que aviva mi espíritu y mi relación Contigo. Gracias Señor, porque esas señales traen esperanza a nuestras vidas. Gracias porque a través de esas experiencias de invierno podemos crecer, fortalecernos en Tí, y si nos hemos adormecido en lo espiritual, la canción de la tórtola nos hace levantarnos para avanzar hacia la meta que tienes para nosotros. ¡Amén!

Últimos Dábar