page-header

El tiempo de la canción ha llegado, ¡levántate y pon tu casa en alto!

PRÉDICAS

Cantares 2:10-11 “Mi amado habló, y me dijo: Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven. Porque he aquí ha pasado el invierno, se ha mudado, la lluvia se fue”

En el año de la visión celestial tenemos que entender que si lo que vemos viene de arriba, viene con propósito.  Jesús enseñó a los discípulos a mirar como Él miraba.  Alcen sus ojos al cielo y miren que los campos están blancos y listos para sembrar, dijo El Señor.

El llamado a levantarnos en el Señor es a estar con Él, no darle prioridad a otras cosas.

Cantares 2:13 “La higuera ha echado sus higos, y las vides en cierne dieron olor; Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven.”

¡Dos veces le dice que se levante y le da razones para levantarse, ya no está estéril la higuera, es cuando cesa la religiosidad, y el Señor dice: ¡levántate!

Antes de la pandemia había personas estériles, sin frutos, pero ya hay frutos. El llamado es: ¡Levántate!

Vivimos una pandemia, algo que nadie había visto, por tanto, no estábamos preparados. Los niños observan el comportamiento nuestro. Cada uno mira las cosas conforme su interés. Los niños observan las emociones de nosotros los adultos, para guiarse de como manejarse en estas circunstancias. Se está viendo niños con ansiedad, tristes, jovencitos que no miran futuro. Un niño que no puede acercarse a nadie, que no puede ver a los abuelitos, no puede abrazarlos ¿Cómo se le explica que no puede ir a la escuela, que no puede ver a sus amiguitos?

Esta predica te va a preparar no importa la edad y te va a servir para vencer en Cristo.

La semana pasada vimos que el primer árbol que florece en el invierno crudo es el almendro. Puede ver que el árbol a temperatura de grados bajo cero está floreciendo.  Cuando la gente lo mira dice con esperanza: ¡Ya viene la primavera!

Te bendigo para que seas como el almendro, para que florezcas, que cuando te miren las personas vean que no has perdido tu alabanza en medio de la circunstancia, que seas como la vara de Aarón que floreció.

¿Usted escucha la voz de la tórtola? Es la primera ave que canta cuando empieza la primavera. ¿Ha oído la expresión parecen tortolitos?  Las tórtolas son una sola pareja para toda la vida y se cuidan uno al otro de forma increíble. Dios puso elementos naturales para enseñarnos cosas espirituales.

Como aquí tenemos un eterno verano, no entendemos, pero en los países con cuatro estaciones marcadas, las aves se reproducen en primavera, porque las condiciones están propicias y todo florece, ahí es cuando comienza la voz de la tórtola, pero le tengo una noticia: La única dentro del reino animal que puede reproducirse en pleno invierno es el Águila.

SE REMONTA EL ÁGUILA POR TU MANDAMIENTO Y PONE EN ALTO SU CASA

Job 39:27-29 “¿Se remonta el águila por tu mandamiento, y pone en alto su nido? Ella habita y mora en la peña, en la cumbre del peñasco y de la roca. Desde allí acecha la presa; sus ojos observan de muy lejos.”

Dios compara a Su iglesia con águilas, ella observa de lejos, no es lo mismo mirar de abajo escondido que desde arriba.

Cuando la Biblia habla en sentido figurado dice que levantarás las manos como las águilas, te compara no con gallina sino con águila. No solo esperamos Su promesa esperamos al que nos la dio.

Lo trascendental de arriba va a venir abajo. Un águila vuela a 280 km por hora tras su presa, pero en el suelo es lenta, pero cuando vas a la esfera espiritual lo que te costaba abajo lo vas a lograr porque vas a corres y no te vas a cansar.

Mateo ve a Jesús como Rey; Marcos lo ve como siervo, como buey que trabaja, que sirve; Lucas como hombre, pero Juan como águila, porque representa la realeza, Hijo de Dios. Te dieron el derecho de ser hijo de Dios, no eres cualquier cosa, tienes un Padre en los cielos. No somos divinos, somos participantes de la naturaleza divina.

Le estaba diciendo que quien diseñó un ave llamada águila, que mientras las gallinas hacen su nido abajo, las águilas lo hacen en lo más alto de los montes. ¿Quién los diseñó?

El águila puede ver por más de dos kilómetros, no importa el camuflaje de la presa, el águila la divisa a lo lejos.

Isaías 40:30-31 “Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.”

 

¿Por qué Dios nos compara con águilas y no con gallinas u otra ave?

La Biblia no le habla al hombre de volar porque no está diseñado para eso, habla de correrán, en el suelo. El águila en el suelo no es rápida, pero si agarras lo espiritual a lo terrenal, te dice: correrás y no te cansarás, caminarás y no te fatigarás. Porque Dios te dará la capacidad para que tu casa esté en lo alto.

¿Por qué el águila es la única de las aves que a la hora de la tormenta se eleva por encima de la misma?

Hay halcones que vuelan más rápido que un águila, pero la única ave con la capacidad de subir por encima de las nubes, por encima de la tormenta es el águila.

¿Por qué el águila se come a la serpiente, en lugar de que la misma se la coma a ella?

El águila emite un sonido y empieza a cantar antes de comer, lo que le causa miedo a la serpiente que trata de huir, pero el águila de arriba la vea, agarra su presa, la eleva, la deja caer sobre la roca y se la come. No le temas a la serpiente, no le temas al diablo, al fantasma, a una bruja, porque dice la Biblia: Resistid al diablo y huirá de vosotros.

¿Por qué el águila construye en lo alto, en la Roca su nido (casa), donde solo más alto está Dios?

No lo hacen otras aves.  Esto solo lo hacen las águilas. ¿Quién nos escogió que fuésemos como las águilas?

¿Por qué el águila cuando avejenta se arranca su plumaje, pico y garras, para que le salgan todas nuevas y pueda vivir renovada por muchos años más?

Observa que Dios da ejemplo de como comportarnos antes una situación como la de esta pandemia. Nos invita a aprovechar la situación para renovarnos y dejar nuestra vana manera de vivir.

¿Por qué el águila real es la única ave que tiene la capacidad de hacer su nido, poner sus huevos, empollar y criar a sus hijos en pleno invierno?

El águila es un ave monógama, tiene una sola pareja para toda la vida.  ¿Porque nos compara con águilas?

Dios te enseña que, aunque hayas cometido errores con hijos en la calle de diferentes mujeres, el Señor te dice que te comportes como águila.

Isaías 40:30 Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen.”

Esto no es asunto de edad, hasta los jóvenes se cansan.

Isaías 40:31

Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.”

Es que nuestra excelencia proviene de Dios y no de los hombres. Nuevas fuerzas es no solamente tener una gran musculatura.

Nuevas fuerzas = Koak (H3581), ser firme, tener vigor, lit. Fuerza, figurativamente: Capacidad, medios, producir.

Es ser firme, tener vigor. Tener la capacidad, medios para producir.  No es solo ánimo, sino tener la capacidad de hacer cosas que otros no hacen.  Mientras otros lo ven como una calamidad, las águilas lo ven como una oportunidad

EL ÁGUILA CONSTRUYE SU NIDO EN LAS ALTURAS

Job 39:27. ¿Se remonta el águila por tu mandamiento, y pone en alto su nido?

¿Quien le dio la capacidad al águila para que a la hora de la tormenta se eleve?, ¿Ha sentido como antes de llover se ha desatado un calor? Es causado porque sube la humedad y activa las nubes, por eso es que llueve.  El águila detecta el calor, esa corriente que sube ella la busca y aprovecha el calor y comienza a aletear en esa nube de calor, y esto le sirve para ponerse encima de la tormenta, en cambio la gallina se esconde debajo de árboles y en su gallinero.

Jesús también nos enseñó porque murió en lugar alto y sigue intercediendo por nosotros.

Pone su nido en lo alto porque fue diseñada para eso. La gallina no fue diseñada para eso, porque el águila representa la naturaleza de hijos de Dios. En el pico más alto pone su nido, la gallina pone su nido en la tierra. El gallo no la ayuda a hacer su nido, a ella le toca empollar, educar a los politos, el gallo solo hizo corretearla y picarla. Hay que romper la mentalidad de gallina cuando llegamos al Señor. No importa lo que hayamos sido, en Cristo nueva criatura somos, las cosas viejas pasaron, todas son hechas nuevas.

Las águilas se unen para toda la vida. Hacen su nido y el macho enamora a su pareja.

¿El gallo enamora a la gallina? No. Hay hombres que vienen con esa naturaleza de no enamorar, de no cortejar. Amadas, no busquen gallos, busquen águilas que se eleven, observen quien está mas cerca de Dios, quien te va a proveer un linaje celestial.

En una especie de noviazgo, el águila macho y la hembra van juntos a volar y a hacer su nido, están casados para toda la vida.

¿Porque el Señor nos compara con águila? El águila sabe lo que es noviazgo.

El alimento del águila es la serpiente, ésta no le tiene miedo a ningún animal, solo al águila. Tu casa y tu familia tienen que ser como el águila.

HABITA Y TIENE SU CASA EN LA PEÑA, EN LA CUMBRE DEL PEÑASCO DE LA ROCA

Job 39:28 “Ella habita y mora en la peña, en la cumbre del peñasco y de la roca.”

El peñasco representa la Palabra de Dios y la vida del Espíritu Santo y su casa sobre la roca que es Cristo.

Job 39:29 “Desde allí acecha la presa; sus ojos observan de muy lejos.”

Las gallinas son miopes por eso comen gusanos, un águila puede ver a dos kilómetros de distancia. Cuando estamos temerosos el enemigo nos distrae. Pero tú vas a ser águila, vas a comenzar a ver de lejos, a tener vista espiritual. No veas lo pasado sino lo que viene ahora.

Job 39:30 “Sus polluelos chupan la sangre; y donde hubiere cadáveres, allí está ella.”

En el caso de las águilas le dan la sangre del animal a sus hijos, sin embargo, en nosotros representa la sangre de Cristo. Quítales el miedo y enséñales a tus hijos el poder de la Sangre de Cristo.  Cuando el heridor pasaba y miraba la sangre no entraba. Ensénale el poder de la Sangre de Cristo, hay poder en el nombre de Jesús, pero hay poder en la Sangre de Cristo. No estoy hablando de amuleto, estás creyendo en el poder simbólico de la Sangre de Cristo para limpiar todo pecado, porque cuando el heridor mira tu fe, pasa de largo.

Hay cinco cosas que podemos hacer ante una situación difícil: Minimizarla, maximizarla, evadirla, tener miedo, tomar precauciones.

Debemos tomar precauciones, pero sin dejar de confiar en el Señor. Los niños están viendo tu conducta para imitarla.

Las águilas no comen carroña, en pleno invierno ella come los animales que se han conservado bajo la nieve, no putrefactos.  Ahí es cuando alimenta a sus polluelos.

Deuteronomio 32:11 “Como el águila que excita su nidada, revolotea sobre sus pollos, extiende sus alas, los toma, los lleva sobre sus plumas.”

El águila incita a volar a sus polluelos, porque mamá y papá le traen todo, por tanto, no quieren salir a volar, por lo que el águila les deja de traer comida.  Como no quieren salir, los agarra, aletea sobre el nido y los deja sólo con las ramitas; si todavía no vuelan, se los pone sobre sus alas y en pleno vuelo los suelta. ¡Deja que tu hijo vuele si ya tiene plumas!

Las águilas logran empollar en los momentos difíciles. La Biblia dice que la mujer virtuosa no tiene miedo al invierno y se ríe de lo por venir.

¿Ahora entiende porque el Señor nos compara con águilas?

Comienza a pedir la gracia para enseñar a tus hijos que Dios no depende de circunstancias, ni de diagnóstico de los hombres, sino de Su Palabra.

Hebreos 10:36 “Porque os es necesaria la paciencia, para que, habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.”

¿Cuantos hemos sentido un poco de impaciencia?  La paciencia es un fruto del Espíritu y Dios quiere que tengamos fruto, para que con ellos hagamos la voluntad de Dios.

Hebreros 10:37-39 “Porque aún un poquito, y El que habrá de venir vendrá, y no tardará.  Mas el justo vivirá por fe, y si retrocediere, no agradará a mi alma. Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma.”

¿Has observado, cuando has ido manejando por un camino de tierra y pasa una gallina que cuando oye el ruido del carro se devuelve? Porque es inconstante. Pero el águila no se devuelve.

No es tiempo de parar ni retroceder. Solo hay dos cosas que un águila no puede hacer es: “ni parar, ni retroceder”. (F. Ortíz)

Salmos 27:4 “Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en Su templo.”

¿Dónde están los que piensan en Jehová?, ¿El valor de estar en la casa, para contemplar la hermosura del Señor? Note el valor que le daba el Señor a congregarse en Su casa.

Salmos 27:5 “Porque Él me esconderá en Su tabernáculo en el día del mal; me ocultará en lo reservado de Su morada; sobre una roca me pondrá en alto.”

Te bendigo para que el Señor te ponga en alto sobre esa roca, que tu vida y tu familia esté levantada mirando desde arriba.

Salmos 27:6 “Luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean, y yo sacrificaré en Su tabernáculo sacrificios de júbilo; cantaré y entonaré alabanzas a Jehová.”

Las águilas fueron diseñadas por Dios para vencer adversidades, tener su casa en lo alto y destruir a la serpiente. Nuestra naturaleza Dios la diseñó para eso. A Sus hijos Dios no los diseñó para volver atrás.

¿Comprendiste porque el Señor nos pone por encima de la tormenta?  En esta enseñanza el Señor te dice: Te dejé un almendro para que veas que hay un árbol que puede florecer en medio del invierno. Hay personas que se han llenado de incertidumbre y se han preguntado: ¿Por qué toda esta situación? El mismo Dios lo permitió. Pero recuerda que tú tienes naturaleza de águila.

El que le dio la orden al águila de elevarse fue El Señor, levántate y di, no quiero tener mi vida en el suelo, quiero contar con el valor de tener la casa sobre la roca, el valor de ser hijo de Dios. Mis hijos no se moverán en el miedo, sino en quien he creído, y los que creemos en Él, nunca seremos avergonzados.  Hay que pedir a Dios con fe.  Pide creyendo que lo vas a recibir.

Enséñales a tus hijos jóvenes que no estén viendo que va a pasar, porque es su tiempo. Las águilas fueron preparadas en invierno porque las hace fuerte para cuando venga la primavera, por lo tanto, tus hijos están siendo preparados para otra dimensión. No te preocupes por sus estudios.  ¿Se olvidará la que dio a luz? y aunque se olvidara, Yo no me olvidaré de vosotros, dice El Señor.

Apóstol Fernando Ortiz