page-header

¡EL TIEMPO DE LA CANCION HA LLEGADO! Las seis veces que Jesús dijo: “LEVÁNTATE” Parte I

PRÉDICAS

Tenemos que ver toda esta situación de la pandemia como ve el águila y no como gallinas.  El águila ve por encima de la tormenta, la gallina se esconde.  Dios nos mira como águilas.  Te bendigo para que todo esto que estamos viviendo, en vez de bajarte, te eleve, y salgan de ti dones y talentos que ni siquiera sabías que lo tenías, que florezcan para Su gloria.

Jesús no hizo milagros por hacerlos, en cada detalle vemos que cuando Él actuaba había una enseñanza paralela.  ¿Se recuerda cuando convirtió el agua en vino? ¿Cuándo le dio de comer a una multitud a través de un niño que tenia cinco panes y dos peces?

La semana pasada hablábamos del llamado del Señor a la amada del libro de Cantares, como alegórica de la relación de Cristo con Su iglesia, Quien nos llama a guardarnos limpios y sin mancha, como la amada que espera a su esposo.

LEVANTATE O AMIGA MÍA, HERMOSA MÍA, Y VEN

Cantares 2:10 “Mi amado habló, y me dijo: levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven.”

Hay dos llamados en ese versículo: Levántate y ven.

Hay que levantarse, pero para venir a Jesús. El llamado número uno de Jesús es para responder a Su llamado y luego a estar con Él. Hay gente que quiere hacer la obra sin haber estado con Él.  El llamado de los ultimos tiempos está en Efesios, dice hablándole a la iglesia.  No se refiere a una iglesia en particular, se refiere a Su amada.

 

Efesios 5:14 “Por lo cual dice: despiértate, tú que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará Cristo.”

En el último tiempo el llamado principal es despiértate y levántate. Jesús dijo una vez a una persona: deja que los muertos entierren a sus muertos, pero se refería a muertos espirituales.  Le hace el llamado a una iglesia mundana.

Cantares 2:11 “Porque he aquí ha pasado el invierno, se ha mudado, la lluvia se fue”

Hay que entender el invierno, no es como en Dominicana, los inviernos en esos países son crudos y con temperaturas gélidas, bajo cero, de nieve y de lluvia. En esos inviernos que no se puede ni caminar, los carros sepultados por la nieve y tener que palearla.

Estamos en una frialdad, en un mundo difícil, gente que ve la tempestad y no se arrodilla, pero usted y yo estamos en el mundo, pero no somos de este mundo. Tenemos la dirección del Señor. Esto está pasando ¿pero cómo vamos a levantarnos?

Cantares 2:12 “Se han mostrado las flores en la tierra, el tiempo de la canción ha venido, y en nuestro país se ha oído la voz de la tórtola.”

Cuando se va el invierno, viene la primavera, llega la esperanza, todo lindo cuando empieza a florecer, pero el almendro es el único árbol que desde que asoma la primavera aun habiendo nieve, florece.

He visto almendros floreciendo a dos grados bajo cero. Es el primer árbol que florece en plena nieve. Da bendición tener un almendro, el solo verlo te da ánimo de saber que ya viene la primavera.  Dios te dice que comiences a florecer antes de que llegue la primavera, que la gente sienta el olor de Cristo para los que se salvan, que haya alabanza, gozo y adoración en tu vida.

LOS SEIS LLAMADOS DE JESÚS A LEVANTARSE

 

El primer levántate de Jesús fue a uno que estaba paralítico.

Dios te dice: Te vas a levantar, porque ahora el que prevalezca ese es el que dio la talla.

Todo milagro que Jesús hizo nunca fue para entretener, esporádico o sin razón, toda tenía una enseñanza y un objetivo.  El primer milagro fue que convirtió el agua en vino, detrás de eso había una señal.  Seis veces Jesús hizo milagros diciendo: ¡Levántate!

PRIMER ¡LEVÁNTATE!, A UN PARALÍTICO

 

El primer levántate de Jesús fue a un paralítico. Nos está hablando que ahora hay gente paralitica que las vas a levantar en el nombre de Jesús.

Marcos 2:1 “Entró Jesús otra vez en Capernaum después de algunos días; y se oyó que estaba en casa.”

Jesús tenía una casa en Capernaum donde se estableció. Capernaum quiere decir en hebreo “la aldea del compasivo”. Si queremos ser como Jesús, tenemos que vivir en la aldea del compasivo.  Ahora más que nunca, necesitamos ver a las personas como Cristo las vio, con compasión, porque la pasión te pone acción. Jesús tuvo compasión de la multitud porque los vio como ovejas que no tienen pastor, no puede haber pasión si no hay compasión. Se necesita ser apasionado.

Hay muchas personas que no respetan el toque de queda, que andan bebiendo y haciendo desórdenes. Nos enojamos al ver eso, pero aun debemos tener compasión, porque si no conociéramos al Señor, seriamos igualmente como esa gente. Debemos orar, para que se les revele Jesús a esas personas inconscientes que no usan mascarillas en esta pandemia, porque no tienen lo que tú y yo tenemos, que nos hace diferentes.

Antes no había redes sociales, por tanto, la gente se enteraba de lo que hacia Jesús y quería ir y se juntaba una gran multitud.

Marcos 2:2 “E inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra.”

¿Jesús los entretenía, lo acomodada? Ahora más que nunca tenemos que predicar la Palabra de Dios, porque ella trae bendición.

Marcos 2:3 “Entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico, que era cargado por cuatro.”

Los amigos no pensaron en sí mismos, porque el paralitico no podría llegar a ese lugar.  Llegaron tarde porque pensaron en la necesidad de otro. Así debería ser, que el centro de nosotros no sea yo, sino que amemos a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Amar a Dios, al prójimo y con ese amor de Dios amarme a mi mismo.

El paralítico iba cargado por cuatros. Busca tus otros tres, para que cargues al que está paralitico.

Marcos 2:4 “Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura, bajaron el lecho en que yacía el paralítico.”

 

¿Nosotros hubiéramos estado dispuestos a llegar tarde, no por negligencia sino porque pasamos a buscar a un paralitico porque no podía ir solo? Los amigos del paralítico no se dieron por vencido porque tenían fe, la fe es creer, la fe es actuar, es romper los obstáculos, es confesar en lo que has creído.  La fe no te deja volver atrás, sigue adelante, rompe los obstáculos, has como la mujer que tocó el borde del manto de Jesús.

Marcos 2:5 “Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados.”

¿Usted estima el tiempo que tomó llevar al paralitico al techo? Debes orar en lo secreto que es tu vida devocional, pero hay una oración en círculo, recuerda que Jesús escogía tres para orar. Si quieres entrar a otra dimensión, ora en lo secreto, pero busca tus tres de fe, de oración, porque la oración convenida tiene poder, esta oración hasta Jesús la practicó.

Los paralíticos representan a aquellos que no han tenido a Jesús porque no pueden, también a los que han estado paralizados en su fe, su vida, sus emociones, sus negocios, su salud.

Jesús vio la fe de los amigos del paralítico, pero le habló a él y le dijo: tus pecados te son perdonamos, eso quiere decir que puedes reunir tus tres de fe y orar con propósito por alguien en particular para que Dios lo sane.  Hay gente que no acepta a Cristo porque se fijan en la vida de los demás, otros porque no quieren dejar sus malos hábitos, por eso hay que llevar a los paralíticos en oración.

Marcos 2:9 “¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda?

¿Levántate para qué? Hay diferentes tipos de levantarse, Jesús los dejó para nosotros, para que los veamos hoy día en nuestra vida.

El lecho nos sirve para descansar, pero cuando alguien está paralizado la cama es una tortura, se le hacen llagas por estar en la misma posición, pero Dios te está diciendo: tú que eres una persona de fe, busca tus tres de fe, busca gente que crea a Dios. ¿Quieres ser sabio? anda con sabios.

Levántate= egéiro (G1453)

Despertar, levantarse (lit. del sueño, de estar sentado o acostado, de la enfermedad, de la muerte). Figurativamente de la oscuridad, inactividad, ruina, no existencia, enderezar, resucitar.

¿Habrá gente en esta pandemia que necesitará levantarse, que está en inactividad?

Marcos 2:10-11 “Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa.”

Lo que se enseñoreó de ti, levántate, tómalo, enseñoréate tú de eso. Lo mandó primero a su casa, como que había problemas en casa.

Marcos 2:12 “Entonces él se levantó en seguida, y tomando su lecho, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto tal cosa.”

Tu oración, tu intersección, con tus tres de fe, hará que los paralíticos vengan a Jesús, además tu economía, tu casa, tu provincia, es hora de levantarse. Me levanto, tomo mi lecho y voy a mi casa, porque yo y mi casa serviremos a Jesús.

Jesús vio la fe de los cuatro que le llevaron al paralitico, Jesús lo sanó. La parálisis que hacía que se enseñoreara de él, ahora sano, él se enseñoreaba del lecho.

El levantar de Jesús para muchos será el dominar lo que les paralizó, lo que les dominó.
Más ahora con el levántate de Jesús, tú y los tuyos se van a enseñorear de eso.

 

EL SEGUNDO LEVÁNTATE DE JESÚS: AL QUE TENÍA LA MANO SECA

Marcos 3:1-2 “Otra vez entró Jesús en la sinagoga; y había allí un hombre que tenía seca una mano. Y le acechaban para ver si en el día de reposo le sanaría, a fin de poder acusarle.”

¿Puede una mano seca sembrar? ¿Puede una mano seca recoger los frutos? ¿Puede una mano seca poner la mano, bendecir y sanar los enfermos?

De las dos manos, la seca no podía, por eso entró en la sinagoga, en la religión.

Marcos 3:3 “Entonces dijo al hombre que tenía la mano seca: Levántate y ponte en medio.”

Jesús le dijo al paralitico levántate y ve, a muchos les dijo que no lo dijeran a nadie lo sucedido, solo a los sacerdotes, pero al de la mano seca le dijo levántate y ponte en medio, para que todos lo vean. El no quería que lo conocieran por milagrero, pero el único momento donde Jesús le dijo ponte al frente para que todos te vean, fue al de la mano seca.

Ahí hay una enseñanza para el levántate de este tiempo, para que vean lo que Yo haré contigo. Un testimonio para que vean quien era antes y en lo que Jesús te ha convertido.

Marcos 3:4 “Y les dijo: ¿Es lícito en los días de reposo hacer bien, o hacer mal; salvar la vida, o quitarla? Pero ellos callaban.”

Cada vez que Jesús les hacia pregunta, ellos no respondían. El que calla, otorga

Marcos 3:5 “Entonces, mirándolos alrededor con enojo, entristecido por la dureza de sus corazones, dijo al hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y la mano le fue restaurada sana.”

¿No le entristece ver el corazón duro de mucha gente? Gente viendo la tempestad y no se arrodillan. Aquella gente que se burló de ti porque tenías la mano seca, el Señor te dice: ahora ponte en medio para que te vean, no importa tu posición, raza o color. Al abrir la mano, nota que los dedos quedan separados, como el Señor nos compara con palmeras, porque tiene las hojas abiertas para dar y para recibir.

Marcos 3:6 “Y salidos los fariseos, tomaron consejo con los herodianos contra él para destruirle.”

Manos que han estado secas por años serán sanadas, comienza a restaurar el llamado de Él, pondrá la mano sobre los enfermos y sanarán, sobre aquello que han estado seca.

TERCER LEVANTE DE JESÚS: NIÑA A TI TE DIGO, LEVÁNTATE

Marcos 5:21-22 “Pasando otra vez Jesús en una barca a la otra orilla, se reunió alrededor de él una gran multitud; y él estaba junto al mar. Y vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró a sus pies”

Este señor no era un cualquiera, era un principal de una sinagoga, a Jairo lo odiaban en la sinagoga, pero su niña de doce años estaba por morir, Dios utilizará problemas en jovencitos para que vean su única respuesta en Jesucristo.

Marcos 5:23-24 “Y le rogaba mucho, diciendo: Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá. Fue, pues, con él; y le seguía una gran multitud, y le apretaban.”

Su religión no le sirvió para nada. Hay gente que dice: no impongan las manos, pero Pablo dijo que no lo hicieran con ligereza. Otra vez la multitud, eran solo religiosos, pero entre la multitud, la que tenía fe, fue la que tocó el borde del manto de Jesús y virtud salió de Él.

Marcos 5:35 “Mientras Él aún hablaba, vinieron de casa del principal de la sinagoga, diciendo: Tu hija ha muerto; ¿para qué molestas más al Maestro?”

Dios permitió aquello, sin embargo, tu empresa, tus proyectos murieron, tu matrimonio, tu familia, y la gente te dice ya no molestes más a Jesús.  Todos estamos en esta situación, solo que no todos vamos en el mismo barco, porque si Jesús va en la barca, vas a pasar al otro lado.

Te dirán: Mira, tus ahorros se fueron, ¿ya para qué? ¿para qué tanto pedir, tanta oración?  El maestro no se molesta; sin embargo, Él quiere que le pidamos con fe.

Marcos 5:36 “Pero Jesús, luego que oyó lo que se decía, dijo al principal de la sinagoga: No temas, cree solamente.”

Ese es el mensaje, la gente que te diga de esta no sales, se murió, la economía está destruida, hay un llamado del cielo que te dice: no temas, cree solamente.

Marcos 5:38-39 “Y vino a casa del principal de la sinagoga, y vio el alboroto y a los que lloraban y lamentaban mucho. Y entrando, les dijo: ¿Por qué alborotáis y lloráis? La niña no está muerta, sino duerme.”

La niña no está dormida. La situación no está muerta, solo duerme.

Marcos 5:40 “Y se burlaban de él. Mas él, echando fuera a todos, tomó al padre y a la madre de la niña, y a los que estaban con él, y entró donde estaba la niña.”

Los incrédulos estorban, Jesús no hizo milagros en los lugares donde no creían.  Hay un refrán que dice: mucho ayuda el que no estorba, saca la gente negativa, que en lugar de ayudar te estorba. Tomó a tres, a Pedro, Juan y Jacobo y entró donde estaba la niña con ellos, el papá y la mamá.

Marcos 5:41 “Y tomando la mano de la niña, le dijo: Talita cumi; que traducido es: Niña, a ti te digo, levántate.”

Levántate, sal del sueño, sal de estar acostado, sal de la rutina de la no existencia, enderézate y resucita.

Marcos 5:42-43 “Y luego la niña se levantó y andaba, pues tenía doce años. Y se espantaron grandemente. Pero él les mandó mucho que nadie lo supiese, y dijo que se le diese de comer.”

Lo que Jesús quería mostrar es que tenia toda autoridad para sanar, para liberar de demonios y a lo que está dormido, levantarlo.

Piense en los tres levántate.

Marcos 2:11 “A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa.”

¡Se acabó lo que está paralizado! quizás tu lectura de la Biblia, escudriñar la Palabra, tu rodilla, tu oración que había estado paralizada, tu economía, tu creatividad, hoy lo libera.  Aquello que se enseñoreaba de ti, que tú te enseñorees de eso, porque Jesús te dio la victoria.

Marcos 3:3 “Entonces dijo al hombre que tenía la mano seca: Levántate y ponte en medio.”

La gente te verá la mano restaurada y levantado. Quizás tu mano no ha sido de bendición para lo que tocaba, pero llegó el momento.

Marcos 5:41 “Y tomando la mano de la niña, le dijo: Talitacumi; que traducido es: Niña, a ti te digo, levántate.”

Viene un resurgir de jovencitos de diez años para arriba. Papá y mamá comiencen a bendecirlos, porque Dios va a comenzar a desarrollar sus dones y sus talentos como nunca. Aquello que todos decían que está muerto, está dormido, y verás todo lo que Él te prometió.

Dios hará algo grande con los jovencitos entre doce y quince años. Bendigo a todos los colegios cristianos, creemos que comenzarán a resucitar sin importar edad y nos levantamos en el nombre de Jesús, porque ha llegado el momento de Su gloria.

12: es número de gobierno, el gobierno de Dios en Cristo.

13: rebelión, revelarse al sistema corrupto.

14: comunión con Cristo, no con el mundo.

15: la justicia de Dios

Ahora quiero desatar una vez más la bendición sobre los niños, los jovencitos y adultos, porque para Dios no hay edad mientras haya montes que conquistar.

Que haya alabanza y adoración en tu vida, que seas como el almendro, porque el que florece primero es el que primero da frutos

Se acabó la pereza, el estancamiento, lo paralizado, Dios quiere que seamos una iglesia donde nos levantemos, solo cree,  junta a tus tres de fe y oren, no busques incrédulos, no busques Tomases en la primera etapa, busca a Pedros en la segunda etapa.

Mano seca, levántate ponte en medio. Desato creatividad, no te rindas, la gente verá que no es religión, es relación personal con Dios.

La vara de Aarón que reverdeció fue de almendro y luego esa vara fue puesta en el Lugar Santísimo. Dios quiere que seamos como el almendro en medio de la incertidumbre de este tiempo y comprender que más grande es Dios que cualquier situación.

Apóstol Fernando Ortiz