page-header

Dios hará maravillas

NOTICIAS

Josué 3:5 “Y Josué dijo al pueblo: Santificaos, porque Jehová hará mañana maravillas entre vosotros.”

El pueblo de Israel vería las maravillas, la sobrenaturalidad de Dios, porque serían testigos de ver el río Jordán abrirse en dos, para que ellos cruzaran el Arca en seco por en medio del río.

 

Veremos las maravillas de Dios al experimentar el Salmo 91

No se sabe quien escribió este salmo, pero el autor inicia el mismo indicando quien es Dios y la posición que nosotros debemos tener ante Él, debemos habitar bajo la sombra del Altísimo.

El salmista habla en primera persona, dice esperanza mía, castillo mio, mi Dios, debemos creer estas cosas para ver Sus maravillas. Creer que Él es mi refugio, en quien puedo confiar. Confío porque Él es mi esperanza, no lo es un hombre, un gobierno o una cuenta de banco.

Para que podamos ver las maravillas de Dios en nuestras vidas, debemos anhelar Su santidad en todo lo que hagamos, quiere decir que debemos consagrarnos completamente a Dios.

 

Es acercarnos a Él con un corazón puro y solo entonces veremos Sus maravillas.

Para este tiempo, Dios nos promete Su protección y cuidado sin importar lo que veamos a nuestro alrededor. Si le creemos a Él veremos maravillas.

 

Salmos 91:1-2 “El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente.

2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré.”

En estos dos versículos, Dios se nos revela a través de tres Nombres:

1.-Elyon: Altísimo. El Dios Altísimo que los cielos de los cielos no lo pueden contener, decidió vivir en nuestros corazones.

2.-Shaddai: Omnipotente, el Dios todo-suficiente, capaz de ser todo lo que Su pueblo necesita.

3.-Elohim: Aquí significa Dios sublime.

 

Para poder ver las maravillas de Dios en mi vida debo:

1.-Habitar al abrigo del Altísimo.
2.-Morar bajo la sombra del Omnipotente.
3.-Decirle a Dios que Él es: esperanza mía y castillo mío.
4.-Mi Dios en Quién confiaré.

Estas cosas hacen que tengamos sentido de pertenencia con Dios, hay una relación, Él es nuestro Padre y nosotros somos Sus hijos.

Salmos 91:3 “El te librará del lazo del cazador, de la peste destructora.”

En el versículo tres hay varias promesas de protección de parte de Dios:

1.-Nos librará del lazo del cazador: es decir, que nos permitirá librarnos de cualquier tipo de atadura o de cárcel que el enemigo nos haya colocado a través de hábitos, conductas o pecado.

 

2.-De la peste destructora: desde el año pasado y hasta el día de hoy, el mundo y nosotros nos hemos estado enfrentando al virus Covid-19. Pero hay un virus peor que el Covid-19, el temor, el miedo, pero como creyentes sabemos que nada llega a nuestras vidas si Dios no lo permite.

La enseñanza para nosotros el día de hoy es que si aún llegáramos a ser contagiados, debemos estar confiados de que este virus, no nos destruira.

 

Salmos 91:4 “Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y adarga es su verdad.”

 

Promesas de protección del versículo cuatro:

1.-Las plumas sirven para dar abrigo, protección del frío y del calor.

 

2.-Sus alas protectoras nos ocultan para que no nos pase nada, incluso si fuera necesario nos montaría en ellas para elevarnos a las alturas. 

3.-Como escudo también nos protege para que no lleguen a nosotros los dardos de fuego del maligno.
 

Salmos 91:5-6 “No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día, 6 ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya.”

Estos versículos nos muestran al Dios de maravillas que quita de nosotros el temor:

1.-Al terror nocturno: puede ser que alguien tema a la oscuridad.

2.-Saeta que vuele de día: cualquier flecha (comentarios, amenazas, pensamientos) que el enemigo pudiera lanzarnos durante el día.

3.-Ni pestilencia que ande en la oscuridad: en este tiempo vamos a los lugares y no sabemos quien pueda estar contaminado.

4.-No tendremos temor de la mortandad que podamos ver a nuestro alrededor.

 

Salmos 91:7-8 “Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegará. 8 Ciertamente con tus ojos mirarás y verás la recompensa de los impíos.”


Ciertamente veremos muchas situaciones a nuestra diestra, gente desistir del Evangelio, incluso romper pactos y promesas, pero a nosotros no llegará, porque Dios hará maravillas en aquellos que se santifiquen para Él.

 

Salmos 91:9-10 “Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación 10 No te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada.”

La idea del salmista es que nosotros aprendamos que Dios es nuestra esperanza, Él es nuestra habitación, por esto no nos sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada. Si Dios es nuestra esperanza y nuestra habitación, será nuestro refugio.

La palabra Makhseh = Esperanza: quieren decir refugio, lugar de protección, guarida, y se deriva de la raíz Khawsaw que significa “Buscar protección, confiar en”. Maween: Traducido como habitación, indica un retiro, intimidad de la vida.

 

Cuando hacemos de Dios nuestro refugio y habitación, al confiar en Él, cuando le llevamos nuestras preocupaciones, temores y necesidades; cuando buscamos Su orientación, al renovarnos en Su presencia, amándole y caminando junto a Él, cada día, entramos en un refugio lleno de promesas que serán respuesta de Él para nosotros en este tiempo.

 

Salmos 91:11-12 “Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos. 12 En las manos te llevarán, para que tu pie no tropiece en piedra.

Aquí hay varias enseñanzas:

1.-Dios puede usar ángeles literales que vengan en nuestro auxilio:

1 Reyes 19:5 Y echándose debajo del enebro, se quedó dormido; y he aquí luego un ángel le tocó, y le dijo: Levántate, come.”

2.-Dios puede utilizar personas que vienen a ser cómo ángeles que nos bendicen:

 

Hebreos 13:2 “No os olvidéis de la hospitalidad, porque por ella algunos,sin saberlo, hospedaron ángeles.”

3.-Dios se encargará de que no tropecemos, ni nos extraviemos en el camino.

Isaías 35:8 “Y habrá allí calzada y camino, y será llamado Camino de Santidad; no pasará inmundo por él, sino que él mismo estará con ellos; el que anduviere en este camino, por torpe que sea, no se extraviará.”

Las piedras son las pruebas que pudieran llegar a nuestra vida y que no nos harán tropezar. Esa fue la experiencia de Lot cuando los ángeles lo sacaron de Sodoma.

 

Génesis 19:16 “Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su mujer y de las manos de sus dos hijas, según la misericordia de Jehová para con él; y lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad.”

 

Salmos 91:13 “Sobre el león y el áspid pisarás;hollarás al cachorro del león y al dragón.”

 

León: su rugido que atemoriza. Ruge con una noticia, con un diagnóstico, 

Aspid: serpiente que se retuerce (cobra)
Cachorro de león: León en plenitud de fuerza, poderoso león. Es esa situación muy difícil.
Dragón: figura del enemigo

Salmos 91:14 “Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; Le pondré en
alto, por cuanto ha conocido mi nombre.”


1.-Si ponemos nuestro amor en Él seremos librados.
2.-Si conocemos Su Nombre seremos puestos en alto.

 

Salmos 91:15 “Me invocará, y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y
le glorificaré.”

 

1.-Si lo invocamos: Nos responderá.
2.-Estará con nosotros en la angustia.
3.-Nos librará: la Verdad nos hace libres.
4.-Nos glorificará: en Su venida.

 

Salmos 91:16 “Lo saciaré de larga vida, y le mostraré mi salvación.”

 

Las dos promesas y maravillas finales:

 

1.-Nos saciará de larga vida, puede ser vida fisica y vida eterna.
2.-Nos mostrará Su salvación.

José Artuto Estevez