page-header

DIOS ES CONFIABLE

DABAR DE DIOS

“Y Babilonia, el más hermoso de los reinos, gloria y orgullo de los caldeos, quedará como cuando Dios destruyó a Sodoma y Gomorra.”

Isaías 13:19 (PDT)

Dos cosas llaman la atención, la primera es que Babilonia había llegado a ser un reino próspero y hermoso, por lo que se había llenado de orgullo; y segundo, olvidaron dar gloria a Dios, ellos pensaron que la prosperidad alcanzada era debido a sus fuerzas, sus capacidades, por lo que Dios los destruyó, pues Dios no soporta al orgulloso, al altivo. Babilonia tuvo una gloria que todos los pueblos envidiaban, pero no le dieron el debido reconocimiento a Dios, quien fue el forjador de la misma y esto los llevó a la ruina total. Todo esto quedó registrado años después cuando ocurrió lo profetizado por Isaías. Esta profecía del capítulo 13 contiene detalles y cada uno de ellos fueron cumplidos, como el hecho de ser destruidos por los medos (v.17). Todo esto simplemente nos evidencia la veracidad de las Escrituras, pues estas profecías fueron cumplidas tal cual fueron dadas, provocando confianza en Quien hemos creído.

Adicionalmente, en las profecías podemos ver cómo Dios se revela como “Omnisciente y Soberano”, Aquel que todo lo sabe y Aquel a quien podemos acudir por dirección, pues Él ya conoce de antemano el final de las cosas, la solución a las situaciones y nada se escapa de Su conocimiento ni de Su control y poder.  Pero también podemos ver al Dios fiel, que cumple lo que ha decretado. Necesitamos algo más para depositar nuestra confianza en Él y soltar nuestras cargas y preocupaciones. Si nos sentimos en situaciones de dificultad y sin salida, acudamos a Aquel que lo sabe todo y tiene todo el poder para sostenernos en medio de cualquier situación. Aquel en quien podemos confiar porque Él cumple lo que declara. Dios es Confiable.

Oración

Señor, ¿quién cómo Tú? Maravillosamente confiable eres, ¿hablarás y no cumplirás? De ninguna manera, las Escrituras me muestran Tu fidelidad consistente, Tu omnisciencia, poder y control, nada se escapa de Tu poder. Puedo acudir a Tí en cualquier momento, seguro que me escucharás y responderás, pues eres confiable. Saber esto me hace poder reposar en Ti, Gracias mi Señor, ¡amén!

Últimos Dábar