page-header

DIGNO

DABAR DE DIOS

“Avergüéncense todos los que sirven a las imágenes de talla, Los que se glorían en los ídolos. Póstrense a él todos los dioses.”

Salmo 97:7 (RVR60)

Ante Su poderosa y maravillosa presencia, nada ni nadie quedará en pie. Todos nos postraremos como una forma de reconocer que Él es Dios, quien está sobre todo. Él es el Único y Verdadero  de Dios. No permitamos que nada ocupe Su lugar en nuestra vida, porque seremos avergonzados Aquel día en el que estemos frente a Él, rindiendo cuentas y comprobando que sólo Él es digno de suprema alabanza y adoración, pues no hay nada por encima de Él. Aún los ídolos se postrarán ante nuestro Señor, como lo hizo en Su momento  la estatua de Dagón (1 Samuel 5:3) y los filisteos tuvieron que reconocer Quién era el Todopoderoso. Que este día podamos apartar un tiempo para rendirnos y que el Espíritu Santo nos revele qué ídolos tenemos en nuestro corazón, para que identificados, los destruyamos, los desechemos y el Señor ocupe el lugar que le corresponde y merece en él.

Oración

Señor, en este día me uno a la miríada de ángeles que se postran y te adoran, pues sólo Tú eres digno de ser adorado y exaltado. Limpia mi corazón de cualquier cosa que quiera convertirse en un ídolo y tomar Tu lugar. Mi corazón es tan solo Tuyo, ¡Tú eres mi Señor, amén!

Últimos Dábar