page-header

DESCANSA EN ÉL

DABAR DE DIOS

“Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal”

Mateo 6:34  (RV60)

Este es un versículo que cuesta poner en práctica, si lo hiciéramos, sufriríamos menos de la enfermedad más común de este siglo: “estrés”.  El remedio para combatir esta enfermedad es enfocarnos en el presente. Dios sabe que si gastamos tiempo preocupándonos sobre las cosas que están fuera de nuestro control, nos llegaremos a sentir cansados y frustrados, por lo que Él nos dejó este sabio consejo. No necesitamos malgastar nuestro tiempo tratando de cambiar y controlar las cosas que sobre las cuales no tenemos poder, entreguémoslas a Dios que Él tendrá cuidado de todo y reposemos en Él.

Oración

Señor, reconozco que no puedo controlarlo todo y a la vez sé que puedo confiar en Ti.  Ahora tomo la firme decisión de hacer lo mejor con lo que Tú me das cada día, sin afanarme por aquello que no tengo poder de cambiar ni controlar, pues Tú tienes el control de todo, eres Soberano sobre toda la creación, por lo que descansaré en Ti y dejaré el resto a Tu cuidado. Descansaré en Ti, en Tu bondad, fidelidad, amor y soberanía, ¡amén!

Últimos Dábar