page-header

¡CUÁNTO ME AMAS!

DABAR DE DIOS

“Alabad a Jehová, porque él es bueno, Porque para siempre es su misericordia.”

Salmo 136:1 (RVR60)

Esta Palabra es muy especial, declara dos atributos poderosos de Dios: Su Bondad y Misericordia, elementos esenciales del AMOR. En este salmo vemos cómo vez tras vez se repite la expresión “para siempre es Su misericordia”, lo cual nos muestra que lo que mueve a Dios es el amor y cada una de Sus obras son una expresión de cuánto nos ama, aún sin merecer nada, ¡Él se mueve a favor de Sus hijos! Cuando estamos en tiempos de dificultad, podemos alabar a Dios con estas palabras y recordar cuánto nos ama, eso ministrará nuestra alma y experimentaremos paz en medio aún de la tormenta. Hace varios años atrás tuve la oportunidad de ver el poder de estas palabras al ministrar mi alma asustada con éstas, las cuales me llenaron de paz y pude alabar al Señor en medio de aquella situación. Al final, pude agradecer y alabar al Señor por permitirme esa experiencia y ver Su victoria sobre mis temores. En todo momento alabemos al Señor por Su bondad y misericordia que son eternas y nos expresan Su amor y cuidado.

Oración

Amado Padre, ¿cómo no alabarte si me amas y cuidas a pesar de no merecerlo? Mis labios rebosan de agradecimiento hacia Ti, hacia Tu Palabra que llega de manera oportuna y propicia en cada momento, me fortalece y ministra mi alma, me llena de paz y gozo. Te alabo porque eres bueno y para siempre es Tu misericordia, ¡amén y amén!

Últimos Dábar