page-header

Convirtiendo nuestras Derrotas en Victorias

NOTICIAS

Elim, R.D. La noche del viernes 29 de noviembre, se llevó a cabo el culto de varones, que contó con la invitación del Apóstol Fernando Ortiz, quien nos impartió el tema “Convirtiendo nuestras Derrotas en Victorias. Dicha actividad se efectuó como cierre de Departamento de Varones por fin de año. Una actividad para toda la familia.

Tras un grato ambiente de alabanzas al Señor Dios, se inició la prédica, donde el Apóstol Fernando Ortiz explicó sobre las Victorias que han surgido de nuestros fracasos. Donde nos enseñó que Bienaventurados los que con lágrimas sembraron, ya que con regocijo segaran, indicando que esta es la primera victoria, destacó que nuestra garantía es el amor de Dios en nosotros.

Tenemos la bendición de ser hijos de Dios y la victoria más grande es poder ser bendecido con su familia, agregó tras citar Proverbios 13:7 “Hay quienes pretenden ser ricos, y no tienen nada; Y hay quienes pretenden ser pobres, y tienen muchas riquezas”.

Continuó la prédica “Convirtiendo nuestras derrotas en Sus Victorias (porque la victoria es del Señor)”. También dijo que podemos ser derrotados en nuestros propio yo, pero jamás somos derrotados en el Yo Soy. Y que basta con Su gracia, pues Su poder se perfecciona en la debilidad.

Añadió que el primer fracaso es el orgullo, pero la Victoria es más grande (2 corintios 12: 7-10). A seguidas Ortiz indicó que la gracia es el combustible que nos hace entender que Dios es nuestro amigo y que en Cristo tolo lo que está muerto, Él lo resucita; lo que esté enfermo, Él lo sana. En Cristo nuestra debilidad es la materia prima para experimentar Su Poder.

Luego nos explicó la Victoria de Cristo sobre los ataques de la serpiente a la familia. Génesis 3:1 “Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?

También mencionó que la serpiente antigua aprovecha la falta de comunicación en la pareja y en la familia. Citando (Génesis 8: 15-16, 18) y Génesis 7:7 que dice: “Y por causa de las aguas del diluvio entró Noé al arca, y con él sus hijos, su mujer, y las mujeres de sus hijos”.

En la enseñanza incluyó las citas:

1 corintios 11:3 “Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo”.

Efesios 6: 1-2, 3 “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra”.

Génesis 9: 20-21 “Después comenzó Noé a labrar la tierra, y plantó una viña; 21y bebió del vino, y se embriagó, y estaba descubierto en medio de su tienda”.

Juan 4: 13-14 “Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; más el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna”.

Precisó que la serpiente aprovecha los celos, la envidia, el odio en la familia. Basándose en las citas: Génesis 37:3 “Y amaba Israel a José más que a todos sus hijos, porque lo había tenido en su vejez; y le hizo una túnica de diversos colores”.

Hechos 7:9 “Los patriarcas, movidos por envidia, vendieron a José para Egipto; pero Dios estaba con él”.

1 Pedro 2; 1-2 “Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones, 2 desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación”.

Antes de concluir nos mencionó que la serpiente aprovecha la falta de perdonar y de pedir perdón en los hogares. Concluyó orando por terminar mejor el año y para que las familias que se perdonen.

Efesios 4:32 “Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo”.