Conoce sobre El Ataque del Devorador a los Matrimonios

Elim R.D  El pasado miércoles 13 de septiembre el pastor José Arturo Estévez tuvo la Palabra en el culto de familias de valor con el tema  “El Ataque del Devorador a los Matrimonios”. Comparó las diversas situaciones y etapas del conflicto entre los matrimonios con la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta. Las diferentes etapas del insecto, las cuales afectan diferentes partes de la planta, como figura del matrimonio.

El pastor Estévez comenzó con la oruga, la cual ataca la raíz; es decir, los cimientos, la base del matrimonio. Esta raíz permite a la planta resistir los vientos por lo que la oruga  le quita a la relación el poder de fijación que le permite resistir en los tiempos más difíciles;  en los matrimonios se va comiendo las frases amables, los detalles que antes tenían, el deseo de estar juntos en todos lados.

Luego siguió con el saltón; este se encarga de comer el tronco, esto representa a los padres ausentes, que tienen tiempo para todo, menos para sus hijos. También es figura de la debilidad en el tronco, que representa el amor, el gozo y la paz. El revoltón; esta para marchitar las hojas,  luego continuó con la langosta, esta se encarga de comer los frutos.

“Las eras se llenarán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite. Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros. Comeréis hasta saciaros, y alabaréis el nombre de Jehová vuestro Dios, el cual hizo maravillas con vosotros; y nunca jamás será mi pueblo avergonzado. Y conoceréis que en medio de Israel estoy yo, y que yo soy Jehová vuestro Dios, y no hay otro; y mi pueblo nunca jamás será avergonzado”. Joel 2:24-27

Señaló como el devorador cambia su estrategia y ahora no solo ataca la base de sustentación del matrimonio, sino que intenta destruir la parte gruesa del árbol. Sabemos que mientras más fuerte es su raíz, más capacidad tiene de resistir los fuertes vientos y las tempestades más feroces, afirmó.

Por otra parte, hablo de la savia que es el líquido que transporta desde la raíz agua y otros minerales que aportan crecimiento a toda la planta. En el matrimonio la savia es figura del romance, el amor, los detalles. Mas el pastor resaltó que aunque el fluir en los matrimonios, se hayan detenido porque se taparon los conductos; Dios hará que el árbol se llene de una nueva savia, pues esta es una promesa para los matrimonios donde los árboles plantados por Él verán el milagro.

El pastor Estévez finalizó explicando cómo las situaciones por más pequeñas que sean distorsionan la paz y la tranquilidad del hogar. De esta forma dio la clave para contrarrestar el ataque de la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta que es con la ayuda de nuestro Señor Jesucristo, porque junto a EL  sí se puede destruir todo ataque del enemigo.