Elim, R.D. El Congreso de Varones 2019 de la Iglesia de Cristo Ministerios Elim finaliza en su tercer día con tres plenarias, alimentadas con cánticos de alabanza, oración, testimonios y prédicas impartidas por hombres que Dios ha llamado y levantado en esta congregación. Desde el pasado jueves 11 de abril el mensaje de la Palabra ha sido compartido por el apóstol Fernando Ortiz, el pastor Pochy García desde la Iglesia Casa de Amor Cristiana Elim, en la ciudad de Manatí, Puerto Rico, y el pastor José Arturo Estévez.

Durante la primera predica de este último día, sábado 13 de abril, el pastor Estévez comenzó por compartir con un aproximado de 200 hombres el tema Más: ¿para qué?, colocando como versículo base el pasaje registrado en Filipenses 4:11, enfatizando que Dios quiere que aprendan a estar contentos sin importar cuál sea la situación, pero no a ser conformistas, sino a estar dispuestos a recibir más de Él.

Tras esta declaración procedió a explicar la diferencia entre ser conformistas y estar contentos, señalando que su significado no es el mismo: “nada es estático en esta vida y por eso no se pueden conformar. Dios es inmutable y no cambia, sin embargo, provoca que en sus vidas las cosas no permanezcan igual. No soy conformista, pero vivo contento con lo que tengo, sea mucho o poco. Le Digo: Padre gracias por lo que tengo, pero extiendo las manos para recibir más de Él.”

A esto, añadió que si quieren más deben responder a la pregunta “más: ¿para qué?”, además de aprender a esperar, puesto que “Dios te va a poner más en las manos cuando sepa que estás preparado para manejarlo y que eso no te va a separar de Él, porque la bendición de Dios es la que enriquece y no añade tristeza con ella.”

Luego de instarles a congregarse de manera constante, las siguientes preguntas, fueron hechas por el pastor a los varones presentes como una forma de invitarles a identificar si verdaderamente están actuando para recibir más del Señor:

¿Estamos leyendo las Escrituras? ¿Hacemos devocionales? ¿Qué música escuchamos o a quién escuchamos? ¿Tus compañeros de trabajo y tus jefes te reconocen como cristianos?

Personas en la Biblia que quisieron más y se atrevieron a hacer más.
¿Con cuál de ellos te identificas?

  • Abraham: no se conformó con ser rico en Ur de los Caldeos, sino que se atrevió a salir en busca de una tierra desconocida, solo por obediencia. Por eso le dicen el padre de la fe.

“y le dijo: Sal de tu tierra y de tu parentela, y ven a la tierra que yo te mostraré.” Hechos 7:3.  

  • José: no se conformó con las traiciones que padeció, sino que fue más allá para tener la capacidad de poder perdonar a aquellos que le hicieron daño.

“Y les respondió José: No temáis; ¿acaso estoy yo en lugar de Dios?  Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo.  Ahora, pues, no tengáis miedo; yo os sustentaré a vosotros y a vuestros hijos. Así los consoló, y les habló al corazón.” Gn. 50:19-21.

  • Moisés: no se conformó con ser hijo de la hija del Faraón, sino que puso la mirada en el galardón y, por esto, abandonó la corte para sufrir con los hebreos.

“Por la fe Moisés, cuando era ya grande, rehusó ser llamado hijo de la hija de Faraón”. He. 11:24.   

  • Josué: no se conformó con seguir las críticas del pueblo, sino que fue fiel a Moisés y esa fidelidad lo llevó a creerle a Dios cuando le tocó espiar la tierra y no a temerle a los gigantes. Tras la muerte de Moisés, Dios lo puso como cabeza.

“y aconteció después de la muerte de Moisés siervo de Jehová, que Jehová habló á Josué hijo de Nun, ministro de Moisés, diciendo: 2 Mi siervo Moisés es muerto: levántate pues ahora, y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, á la tierra que yo les doy á los hijos de Israel.” Josué 1:1-2.

  • Pedro: nunca se conformó con ser uno más y eso lo diferenció de los demás. En este aspecto, el pastor señaló que solo los que quieran algo más verán las sobrenaturalidades de Dios en su diario caminar.

“Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas.  Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús.” Mt. 14:28-29.