page-header

COMÚN Y SIN APARIENCIAS

DABAR DE DIOS

“Más vale ser una persona común con sirvientes, que darse aires de grandeza y no tener para comer.”
Proverbios 12:9 (NTV)

Entre las diversas definiciones de la palabra “común” (del lat. “communis”), una se refiere a alguien o algo frecuente, usual y nada especial. Muy diferente a como Dios nos ve. Para Él somos ESPECIALES, y diferentes cada uno. ¡Qué extraordinario es Dios y Su amor por nosotros! Así que debemos aprender a vernos como Él nos ve; ¡Su majestuosa creación! ¡Pero cuidado! No dejemos que esto, o que el tener una visión exagerada y desproporcionadamente elevada de nosotros mismos nos lleve a desarrollar aires de grandeza, cayendo incluso en idolatrarnos o en creernos más de lo que realmente somos, o materialmente tenemos. Aunque no parezca, es más fácil de lo que creemos caer en esto. Y realmente terminamos por darnos cuenta, cuando la situación ha afectado nuestra relación con familiares, amigos, o hermanos en Cristo. Podemos llegar al punto de comprometer nuestra economía, y hacer gastos desmedidos para aparentar lo que no somos. Evitemos esto escudriñando La Palabra, busquemos en Sus enseñanzas la humildad que mostró Jesús, y el llamado que nos hace a imitar esto en (Mateo 11:29). Si alguien podría haber tenido aires de grandeza o superioridad, ¡era Él! Mas fue, todo lo contrario, dio cátedra de sencillez y servicio. A Él no podremos sorprenderle con grandezas materiales, ni títulos. Estamos llamados a reflejarle y hoy puede ser un buen día para empezar a hacerlo.

Oración

Amado Papá, reconozco que en ocasiones olvido el llamado que tengo de parecerme a Ti. Ayúdame a caminar con humildad y sencillez como Tu hijo amado lo hizo, quita de mi cualquier aire de grandeza o superioridad que me impida llegar hasta Ti, y reconocer que todo lo que tengo y todo lo que soy, Te lo debo a Ti. ¡Te adoro mi Rey! ¡Amén!

Últimos Dábar