page-header

ASÍ ERES

DABAR DE DIOS

“Como el lirio entre los espinos, Así es mi amiga entre las doncellas.”

Cantares 2:2 (RVR60)

Mientras la amada se describe como alguien común, que no sobresale entre la multitud, el Amado la describe como un lirio entre los espinos, contrastando su pureza y santidad con el mundo que la rodea. Es decir, Él la ve diferente, especial, pura, no cómo ella se percibía unos versículos atrás, igual a las demás doncellas.

Vemos un cuadro donde la amada es hermosa y está entre espinos y nos ayudará un poco recordar lo que Jesús nos enseña en Mateo 13:7. Allí se nos menciona que parte de la semilla que el Sembrador espació, cayó entre espinos y ellos crecieron y ahogaron la Palabra. Jesús mismo explica que los espinos respresentan los afanes de la vida. En Hebreos 6:8 también se habla de espinos como fruto de las obras de la voluntad propia y deben ser quemados. En general los espinos se relacionan con lo que brota de la vida natural y afanada del hombre, es decir obras de la carne, fruto de pecado. Es en medio de esto que se destaca la “amada” con su pureza y santidad, muy contrario a lo que la rodea, pero esto probablemente tendrá un precio alto a pagar, dolor y soledad, pues es muy probable que no encaje en medio de ese mundo, ella es diferente y por ello, hermosa ante su Amado. No se ha dejado ahogar por la presión del mundo ni de las filosofías que en él se mueven. Ella permanece firme por la gracia y el fiel amor y cuidado del Amado.

Oración

Mi Amado, quiero ser ese lirio, quiero mantenerme pura, separada del mundo y unida a Tí, donde Tú seas el centro y quien me sostiene en medio de un mundo cada vez más oscuro, que quiere a través de sus filosofías que quitemos nuestros ojos de Tí. Que busca que cedamos nuestra mente y corazón a las corrientes actuales, pero por Tu gracia, solo por ella, podremos permanecer firmes, como ese lirio entre espinos, en el dulce Nombre de Jesús, ¡amén!

Últimos Dábar