page-header

¡ANTE TODO, GLORIFICA A DIOS!

DABAR DE DIOS

“El buen juicio hace al hombre paciente; su gloria es pasar por alto la ofensa.”

Proverbios 19:11 (NVI)

Algunas personas son más sensibles que otras, y esto incluye las emociones que pueden generar en nosotros las ofensas. Las ofensas son las agujas que Dios permite en nuestra vida para mantener nuestro ego en línea, a nivel. Nuestra reacción ante las ofensas refleja qué tan inflado está nuestro “yo”. Si permitimos que el Espíritu Santo obre y sujete nuestras emociones, podremos pasarlas por alto y glorificar al Señor, pues estaremos haciendo lo que Él hizo en tantas ocasiones, dejarlas pasar por alto. Así que cuando lleguen ofensas a nuestra vida, tomemos un tiempo y oremos, pidamos dominio propio y elijamos no defendernos ni ofendernos, sino glorificar Su Nombre, sabiendo que Él es nuestro Defensor y Abogado. Confiemos en Él y entreguemos nuestras emociones ante Él.

Oración

Señor, te confieso que soy vulnerable a las ofensas, críticas o comentarios negativos a mi persona. Son dardos a mi corazón y lo hieren. Pero se, que nada se compara con las heridas y las ofensas que soportó Tu hijo. Quiero aprender de Él a ser manso y humilde, a permitir que el Espíritu Santo haga Su obra en mí. Dame el dominio propio para elegir siempre lo que Glorifique Tu Santo y Bendito Nombre, Te lo pido en el Nombre de Jesús, ¡Amen!

Últimos Dábar