page-header

ANIMANDO A NUESTROS AMIGOS EN DIOS

DABAR DE DIOS

«Entonces se levantó Jonatán hijo de Saúl y vino a David a Hores, y fortaleció su mano en Dios».

1 Samuel 23:16 (RVR1960)

Los amigos nos animan y fortalecen cuando sentimos desfallecer, vemos en esta Palabra que no fue cualquier clase de ánimo, ¡fue en Dios!

Las personas tienen muchas formas diferentes de dar aliento: orando por esos motivos, con mensajitos que contienen promesas de Dios o que expresan el valor que tenemos, dando palabras de aliento, un abrazo, un detalle, escuchando…etc. Dios puede darnos diferentes maneras de hacerlo. Lo importante es que no dejemos de hacerlo y si nunca lo hemos hecho, comencemos hoy. Animemos continuamente, reconozcamos los logros de nuestros amigos, de nuestros seres queridos de forma creativa.

Oración

Señor, enséñame a ser tan expresivo como lo eres Tú, a alentar a los demás y mostrarles Tu amor, cuidado y propósito, para que puedan continuar avanzando y creciendo, en el nombre de Jesús, ¡amén!