page-header

AMISTADES VERDADERAS

DABAR DE DIOS

“El amigo siempre lo estima a uno; en tiempo difíciles es como un hermano.”
Proverbios 17:17  (PDT)

Los amigos pueden ser de gran bendición, pero también pueden ser de perdición.  La Biblia nos habla de las malas compañías que corrompen y echan a perder la vida de alguien, pero también de aquellos que nos apoyan en tiempos difíciles y que son como hermanos. Es por eso que debemos ser cuidadosos al escoger amistades, para que aporten a nuestra vida espiritual. De igual forma, evaluar si nosotros somos amigos verdaderos, de aquellos que no abandonan al otro cuando más nos necesitan, sino que vemos esos momentos como una hermosa oportunidad para mostrar el amor y cuidado de Dios a través de una palabra, una ayuda, servicio, una llamada… un detalle puede hacer la diferencia.  Hay personas que expresan tristeza por no tener amigos verdaderos, por lo que es bueno reflexionar y examinarnos para determinar si el problema no está en nosotros, si es que no hemos sembrado y cuidado nuestros amigos (Proverbios 18:24).  La palabra nos dice que si queremos tener amigos, mostrémonos amigos, entonces, seamos primero nosotros amigos, sembremos y veremos el fruto de lo sembrado a su tiempo. Valoremos a nuestros amigos, siendo equilibrados, sin idealizarlos ni endiosarlos, amémoslos y cuidemos de ellos mostrando el amor de Dios.

Oración

Gracias Señor por los maravillosos amigos que me has regalado, bendigo la vida de cada uno de ellos. Gracias por bendecirme con sus vidas y enriquecerme con el tesoro de sus vidas. Ayúdame a mostrarme amiga en todo momento, pero en especial en los momentos difíciles, que así como ellos me han apoyado cuando lo he necesitado, yo pueda hacerlo en todo tiempo, en el Nombre de Jesús, ¡amén!

Últimos Dábar